Sancionaron al Verona por cantos racistas y trapos que incitaban a la guerra

El domingo se reeditó un partido picante entre dos equipos que no se pueden ver: el Hellas Verona, del Norte de Italia, y el Napoli, del Sur. La pica entre estos equipos viene desde hace varias décadas y tiene como trasfondo temas políticos, económicos y sociales. Ya en la época de Maradona en el Calcio, solían ser duelos muy chivos…

El Verona-Napoli del finde pasado no solo fue noticia por el triunfazo del equipo de Spalletti en condición de visitante que le permitió seguir como escolta del Milan, sino también porque en la previa y en el partido ocurrieron actos que le costarán caro al equipo donde juega Giovanni Simeone…

El Napoli ganó en el Norte de Italia (Reuters).

El Napoli ganó en el Norte de Italia (Reuters).

¿Qué pasó? Antes del inicio del encuentro, en las afueras del estadio Marcantonio Bentegodi, apareció una bandera que indignó a toda Italia. La Curva Sud, la barra del equipo, colgó un trapo que llevaba las insignias rusas y ucranianas y las coordenadas de la ciudad de Nápoles, muy cerca del Stadio Diego Armando Maradona, incitando a que se desarrolle un bombardeo allí.

Mirá también

Y el mal comportamiento de los ultras siguió dentro de la cancha: durante el partido fueron varias las veces que desde las gradas llovieron cantos e insultos racistas que apuntaban contra el delantero nigeriano Victor Osimhen (autor de un doblete) y el central senegalés Kalidou Koulibaly.

Mirá también

Aunque se especulaba con una dura sanción para el Verona por ambos actos, finalmente este martes se conoció el castigo que deberá pagar: la próxima fecha que juegue de local (el 3 de abril ante el Genoa por la Serie A), estará clausurado el sector de la Curva Sud, donde suelen ir más de 4.000 hinchas todos los partidos.

Simeone juega en el Hellas Verona (AP).

Simeone juega en el Hellas Verona (AP).

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *