River y el costo de marcar un límite

En River cambió el paradigma: a partir de ahora, los jugadores que no accedan a renovar sus contratos estando próximos a quedarse con el pase en su poder no van a ser tenidos en cuenta por Marcelo Gallardo. Una medida, la primera de gran impacto de la gestión Brito, que es más que eso: es el establecimiento de una política de gobierno que modifica el rumbo en un club en el que la libertad de acción de los futbolistas fue acaso el tema más sensible y uno de los dos puntos que los socios señalaron como los más negativos -el otro, el estado de las butacas del Monumental- de los ocho años de presidencia de D’Onofrio.

Mirá también

El nuevo contexto, que cuenta con el absoluto aval del Muñeco, puso en el centro de la escena a Fabrizio Angileri y Benjamín Rollheiser. El lateral y el mediapunta se convirtieron, así, en los primeros protagonistas en sufrir las consecuencias de un cambio de tendencia que, según una encuesta de Olé, cuenta con el apoyo de ocho de cada diez hinchas y conlleva un fuerte mensaje: se terminó el tiempo en que los que se iban libres en Núñez lo hacían con la chance de mostrar sus virtudes en cancha hasta sus despedidas.

Mirá también

Marcar territorio tiene un costo que la incipiente CD está dispuesta a asumir: si van a ser los números 39 y 40 en una heterogénea nómina en la cual no son similares los casos de Carlos Sánchez o Ariel Rojas que los de Barovero o Maidana o que los de Uribarri, Abecasis o Moreira o que el de Pratto, que asuman su parte.

Mirá también

Angileri y Rollheiser quedaron presos de las circunstancias. Uno apuntando a los dirigentes que no aceptaron venderlo en el mercado pasado y el otro, apuntado por la CD como conflictivo porque en la tercera renovación con tironeos de su corta carrera exige la recompra del 20% del pase que le cedieron en las dos anteriores.

Hay un conflicto, hay un límite y hay un precio. En River, los dirigentes y Gallardo evaluaron que es menor al anterior.

Mirá también

Mirá también

La llegada de River a San Martín de los Andes

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *