River en Fortaleza por la clasificación y una marca de 2017

Si algo nos ha enseñado el Real Madrid-Manchester City de ayer es que las ventajas por más cómodas que parezcan no son suficientes si no alcanzan para cumplir el objetivo. La moraleja aplica a River: aunque un empate en Brasil resultaría un negocio parcial, una victoria ante Fortaleza, capital del estado de Ceará, en el Arena Castelao le permitirá clasificarse a octavos de final de la Libertadores, adelantar la paz en el almanaque y generar un ambiente propicio para la siempre necesaria rotación en pos de dosificar esfuerzos.

Gallardo ya se apuntó un triunfo cortoplacista ante Sarmiento: el siete a cero alcanzó para garantizarse una plaza en los cuartos de final de la Copa de Liga. Y la chance de alternar apellidos ante Platense: la semana próxima intentará quedar entre los cuatro mejores del país y, luego, en una final que eventualmente disputará tres días después de recibir en el Monumental a Colo Colo, por la penúltima fecha del grupo (19/5). Y que, en el escenario más optimista, habrá sólo dos semanas de descanso antes del inicio de la LPF, el 5/6.

River, en el aeropuerto de Fortaleza (Diego Haliasz/Prensa River).

River, en el aeropuerto de Fortaleza (Diego Haliasz/Prensa River).

Ganar los tres puntos, entonces, se traducirá en ganar en tranquilidad por el objetivo -reduciendo estrés y a la vez la necesidad de arriesgar piernas justo cuando las lesiones asoman como problema aunque también en proyección. Y en un logro estadístico poco habitual en la siempre desgastante Copa Libertadores: sacar 9/9 de visitante. Un pleno que River sólo pudo hacer con Gallardo en la edición 2017 derrotando a DIM (3-1), Melgar (4-2) y Emelec (2-1).

Pero ganar en Brasil no es fácil. El Muñeco lo sabe pues sólo lo ha conseguido tres veces en 13 visitas: el impecable 3-0 ante Cruzeiro en la Libertadores 15, la épica y empapada victoria en semifinales de 2018 contra Gremio y el 2-0 ante Palmeiras que quedó a nada de ser un milagro copero en la Copa 2020.

Las dificultades de Gallardo ante los brasileños

Lux abraza a Matías Suárez tras la derrota en el Allianz Parque, el 13/1/21.

Lux abraza a Matías Suárez tras la derrota en el Allianz Parque, el 13/1/21.

Los rivales afiliados a la CBF en el global también le han inclinado la balanza estadística: diez victorias contra ocho, más diez empates. Fortaleza, está claro, no tiene el pedigrí de los poderosos ni goza de su robustez económica. De hecho, así como River ganó el 81,4% de los puntos en abril, su rival sólo cosechó el 48,14%.

Pero de local, como contrapartida, se aseguró el 67%. Es decir que incluso en un intervalo de cierta irregularidad, el equipo que hace un año dirige Juan Pablo Vojvoda se mostró firme en su estadio -hoy presumiblemente pesado las lluvias previas y el pronóstico de tormentas- perdiendo sólo ante Colo Colo y Cuiabá.

A favor de Gallardo está el click. La semana que se completó con la goleada en Junín fue la que le probó al plantel probar su rebeldía ante la adversidad: hasta el 1-0 parcial ante Colo Colo el juego no aparecía, el Muñeco la había pasado para el tuje en el empate ante Atlético, la rotación contra Talleres no había funcionado y el nivel frente a Banfield había dejado más interrogantes que el Acertijo en la nueva -y demasiado larga- película de Batman. Meneos de rendimiento que habían generado la sensación de incipiente crisis que se disipó con siete goles.

Repetir en Brasil generará tranquilidad. Ganándole esta noche a Fortaleza habrá mayor plafón para encarar el futuro. Ganando Ceará todo más fácil.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *