River, con impresionante recibimiento, llegó a Santiago

Querido. Añorado. Como el mismísimo Santiago, según las voces de Leo Dan o de Los Manseros Santiagueños, River se entusiasma, empatiza cada vez más con la idea del título de liga. Esquivo, único asterisco del ciclo más exitoso de la historia del club.

Los jugadores firmando autógrafos (Gentileza Guillermo Juárez)

Los jugadores firmando autógrafos (Gentileza Guillermo Juárez)

Marcelo Gallardo lo ha reconocido, no le teme a eso de “ser candidato”. Pero debe, todavía, validar con continuidad de rendimientos esa aspiración. Y entonces, tocó viajar a Santiago. El querido. El que en 2021 ya fue sede de victorias contundentes, una de ellas con estrella supercopera. Y que este viernes lo recibió con banderas, bengalas y una multitud celebrando su arribo.

Una plaza en la que el Muñeco pretende cerrar este sprint previo al superclásico con puntaje ideal pero, por sobre todas las cosas, con un nivel lo suficientemente amalgamado como para encarar el quinto cruce -y de nuevo decisivo- con Boca. Y entendiendo que, además, una combinación de resultados ajenos y propio podría dejarlo en el escalón más alto de la tabla.

La estadística es benévola con el CARP: los registros marcan que disputó cuatro partidos oficiales en SDE, marcando 12 goles y recibiendo sólo uno en contra en la final de la Copa Ibarguren (debió darse por concluido por falta de iluminación cuando se disputaba el tiempo suplementario).

Sin embargo, Gallardo entiende que la bonanza histórica no implica de ningún modo una garantía de réplica de las dos victorias más recientes: ni de aquel 5-0 frente a Racing ni del copy-paste versus Central Córdoba, rival de esta noche en el Madre de Ciudades.

De hecho, debe haber tomado más en cuenta la estrategia del empate 0-0 frente a Arsenal en aquella Copa de la Liga Profesional, pues enfrente estará Sergio Rondina. Un deté que en diálogo con Olé advirtió hace unos días que intentará que River “no nos haga goles” y que en Sarandí de hecho lo consiguió, impidiendo las conexiones del mediocampo con el dúo Suárez-Borré.

Otra postal de Santiago del Estero (Gentileza Guillermo Juárez)

Otra postal de Santiago del Estero (Gentileza Guillermo Juárez)

El Huevo podría sostener aquella táctica aunque intentando complementar el plan con aguijonazos de contra. Y entonces el Muñeco deberá aguzar el ingenio, como ya lo supo hacer frente a Arsenal, para saltear el blindaje.

Lo que Gallardo celebra antes de jugar

Casco, uno de los futbolistas que vuelve en River (Fotobaires).

Casco, uno de los futbolistas que vuelve en River (Fotobaires).

Posiblemente Gallardo sí pueda celebrar, en este contexto, el regreso de Milton Casco para lograr consolidar el 75% de su defensa ideal -sólo falta David Martínez, en el último tramo de recuperación de su desgarro- y también la posibilidad de darle la titularidad a Matías Suárez, quien post sinovitis fue al banco frente a Newell’s e ingresó unos minutos contra Arsenal.

Todo parte de una dosificación de cargas del cordobés, para tenerlo en óptimas condiciones para el Súper, cuando no para el último tramo del campeonato. De lo que analice a partir de los videos el deté definirá si el MVP ofensivo del equipo participa desde el arranque, o bien, si sostiene la estructura ofensiva del último partido (Palavecino-De la Cruz-Carrascal-Rollheiser-Álvarez).

Un combo que supo resolver con criterio, pase y paciencia los obstáculos del repliegue que había planteado Israel Damonte. De su diagnóstico también se desprenderá si tienen una oportunidad de nuevo Braian Romero y Bruno Zuculini.

Los convocados de River para viajar a Santiago.

Los convocados de River para viajar a Santiago.

Porque todo está calculado en la cabeza de Gallardo. Un entrenador que luego del empate 1-1 ante Independiente había deseado sacar la mayor cantidad de puntos posibles en el intervalo entre fechas FIFA. Para ratificar su estatus de candidato pero también para llegar con la mejor performance posible al superclásico en el Monumental, ya con público, una inyección extra para un equipo que intenta encontrar -y equilibrar- su fisonomía.

Que obtuvo respuestas desde los músculos más jóvenes mientras espera la reacción de quienes fueron incorporación y aún no activaron del todo. Que, incluso en plena reconstrucción, piensa en el campeonato.

Lo quieren. Lo añoran. Lo desean. Gallardo, en el que puede ser su último semestre en River, y el propio equipo. Todos intentarán sostener ese fuerte deseo en el querido Santiago.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *