River blindará a su joyita de 16 años

Es un recurso del cine, también se usa en algunas series, sucede habitualmente en las sagas de Marvel: cuando una película termina, y la pantalla se va a negro, nadie apaga el televisor o se va de la sala. Hay, siempre, una escena post créditos en la que habitualmente se da a entender en un orden germinal que en el futuro algo importante va a pasar.

Por estas horas la superficie del mundo River se advierte algo golpeada, entre la melancolía de un ciclo eterno que ya no seguirá más que en el recuerdo y en el boca a boca de generaciones y generaciones como sucedió con la Máquina y la bronca por un año mal barajado en el que todo salió al revés, con un equipo que perdió todos los partidos decisivos salvo uno, que fue el que le dio el título a su rival de toda la vida. En ese contexto, con el desgaste de ocho años y medio a cuestas y con la necesidad de reinventarse, empieza a aparecer un brote con la leyenda Coming Soon.

Pocos días después de la despedida de Gallardo en el Monumental, con el técnico que pasará a ser estatua aún dirigiendo por inercia hasta el final de su contrato, el Muñeco protagonizó una escena que puede encajar perfectamente en el marco de un traspaso generacional: desde afuera del campo de juego, pero en un plano visible, vio hace seis días el River-Racing de Reserva en el predio de Ezeiza. Un partido que no fue uno más: allí debutó como titular en la categoría preliminar a Primera un tal Claudio Echeverri.

Un pibe, el mediapunta que hace pocas semanas subió de Séptima a Tercera, que está llamado a ser la figura del mañana. Se lo vio desde siempre predestinado a eso y en ese sentido no sorprendió que el 8/10, en su presentación absoluta ingresando desde el banco contra Patronato, metiera un gol para darle el triunfo a un River que sufría. Menos llamará la atención lo que River tiene a punto caramelo: como a otros juveniles (el central Ulises Giménez y el volante Jonas Luna, otras prioridades) que pintan muy bien, el club está decidido a firmarle al Diablito su primer contrato profesional.

Y no es casualidad: saben en el CARP que el chaqueño de 16 años es seguido desde niño por los cazadores europeos de talento y por eso buscarán un blindaje tempranero. Sin ir más lejos, este mismo lunes en la presentación de la Selección Sub 17 que dirige Pablo Aimar contra Paraguay por la Copa Ciudad de Ezeiza el medio especializado A-Scout dio cuenta de la presencia de emisarios del Milan, la Roma, el Feyenoord y el Genk que observaron especialmente a algunos pocos pibes entre los cuales estaba, obviamente, un Echeverri que fue titular con la 10 en la espalda y que completó una asistencia y participó en forma decisiva en otros dos goles en el 4-0 final.

Claudio Echeverri, crack desde la cuna (Instagram)

Claudio Echeverri, crack desde la cuna (Instagram)

No es una novedad: al CE lo tienen visto los scouters desde que se viralizaron aquellos cuatro gritos a la Juventus en la Venice Cup cuando tenía apenas 11 añitos. Ya por entonces fue tema de conversación en la previa a un Real Madrid-Barcelona en Miami entre Carles Puyol y Rodolfo D’Onofrio: Echeverri despertó la mirada de muchísimos ojeadores en ese momento, aunque el primero que lo vio fue River en unas pruebas que se hicieron en Resistencia. Después de convencer a la familia, el Diablito se vino a Buenos Aires y estuvo contenido primero por su madre y después por el propio club, que lo llevó de la mano a lo que en breve puede ser su salto al fútbol profesional.

Mirá también

Por su potencial, el del chaqueño es un caso excepcional en Inferiores y por eso su primer contrato, aseguran en Núñez, puede que no sea exactamente igual al standard con el que firman en estos tiempos los pibes. Y es que el CARP ya le dio en este tiempo el trato diferencial por el que hoy le alquilan un departamento cerca del club (en un principio fue en Mataderos, cuando Rosa, la mamá de Claudio, se levantaba a las 5 de la mañana para llevarlo al Monumental en colectivo) y lo ayudan con los viajes para ver al resto de su familia (tiene seis hermanos) en su casa en Resistencia que siempre tuvo su habitación tapizada de posters de la Banda.

Lisandro Martínez con Echeverri en Ezeiza.

Lisandro Martínez con Echeverri en Ezeiza.

La idea de River es resguardar a su joya por los próximos tres o cuatro años: la cláusula de rescisión fijada para el primer vínculo de los chicos en estos tiempos suele ser siempre la misma, de 20 millones de euros que ascienden a 25 en los últimos días de cada mercado de pases, pero no sería extraño que la dirigencia intente elevar ese número entrada la negociación con los agentes del Diablo.

Mirá también

Por lo demás, todos destacan en Núñez que el pibe que viaja todas las mañanas a Hurlingham y vuelve para almorzar e ir al Instituto River tiene los pies sobre la tierra, que es muy fuerte de la cabeza y que todo su círculo, su familia y su representante fueron clave para acompañarlo por este camino, incluso con psicólogo personal y un cuidado especial para las comidas y con valores que le inculcaron desde siempre con el respeto y la humildad como lemas.

Claudio Echeverri fue una de las caras de adidas del lanzamiento de la nueva camiseta de la Selección (Instagram)

Claudio Echeverri fue una de las caras de adidas del lanzamiento de la nueva camiseta de la Selección (Instagram)

Mirá también

Gallardo no lo dirigirá al menos por ahora, pero lo tiene bien visto, y no sólo en la cancha: compañero de categoría 2006 de su hijo Santino, el Muñeco le tiene mucho cariño a Echeverri y hasta más de una vez les hizo asados en su casa. Cobijado por el técnico más ganador de la historia, también un tal Ariel Ortega fue importante para su formación: diestro desde siempre, el Burrito lo ayudó mucho a controlar la zurda en las menores.

Ahora, instalado en Reserva, el club lo apunta como una de las caras de un futuro que empieza a llegar…

Londoño y Panichelli: otras prioridades

Aunque hace un año no debuta ningún juvenil de Inferiores en la Primera de River, hubo algunos jugadores que estuvieron cerca de hacerlo. Y, además de Franco Alfonso, los dos son delanteros: uno es Joaquín Panichelli y el otro Flabián Londoño Bedoya. El primero, goleador en Tercera con 17 gritos en 59 presencias, vive hace rato días de cierta incertidumbre respecto a su futuro: sin contrato, al ser categoría 2002 quedará libre si no firma antes del 30 de noviembre. Las charlas con su agente empezaron hace algunos días y desde el club admiten que no serán del todo sencillas (cuenta con un par de propuestas del exterior), pero intentarán hacer un esfuerzo para que se quede.

El otro caso es el del colombiano: Londoño citado varias veces ya para Primera y con una pretemporada encima siempre tuvo la mala fortuna de lesionarse cuando parecía estar cerca de debutar. Con él, que tiene contrato y que fue sondeado en los últimos mercados por clubes como Defensa y Colón, en River entienden que deben ser cuidadosos para intentar evitar que llegado el caso vuelva a sufrir por el físico: le ven mucho futuro.

Sí, en Reserva juegan a dos puntas…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *