River, a 30 minutos de otra inversión por Palavecino

Hay gastos que se hacen con gusto. Invitar a comer a un ser querido, hacerle un regalo, invitarlo a unas vacaciones. River también pagará con gusto después de este domingo, cuando Agustín Palavecino termine de jugar para la Banda contra Patronato. 

Mirá también

Según lo estipulado en el contrato que firmó el primo de Lamela al momento de su ficha a principios de este año, si el ex Platense disputaba al menos la mitad de los encuentros de River en la temporada, incluyendo todas las competencias (y contando como PJ una participación de mínima de 30 minutos por juego), el club estaría obligado a comprarle a Deportivo Cali un 30% extra de su pase por u$s 1.700.000: en febrero, el CARP adquirió el 35% por u$s 1.800.000 con ese asterisco en el convenio. Así, si no pasa nada raro y el pibe de Florida juega media hora mañana, se se deberá ejecutar automáticamente el pago al CBU colombiano.

Mirá también

Incluso con una economía en crisis como la que transcurre River y todo el fútbol argentino, el escenario actual invita a que el club se haga de un porcentaje mayor por AP8. Probablemente hace unos meses esta cláusula del contrato se viera con distintos ojos, como una piedra en el zapato. Pero el rendimiento de Pala en los últimos partidos le dio la razón -cuándo no- a ese aliado del tiempo que es Marcelo Gallardo, que confió en el mediocampista para buscarlo en un principio y que lo bancó en el bajón futbolístico que atravesó durante la primera parte de este semestre.

Mirá también

La paciencia del entrenador fue esencial para que Palavecino hoy sea otro jugador, bastante más parecido al que MG fue a buscar: en este último tramo del campeonato no sólo se ganó el lugar que había perdido en el equipo sino que tiene una conexión dentro y fuera de la cancha con Julián Álvarez que es clave para explicar también el boom del cordobés de Calchín: el 8 es quien mejor y más lo asiste. Y para eso no sólo fue decisiva la banca del propio Gallardo: en la intimidad, el círculo de Palavecino cuenta que Sandra Rossi fue otro de los grandes puntales para soltarse.

Gallardo abraza a Palavecino a la salida del partido frente a Argentinos (Diego Haliasz/Prensa River).

Gallardo abraza a Palavecino a la salida del partido frente a Argentinos (Diego Haliasz/Prensa River).

Mirá también

Las innumerables charlas mano a mano y grupales con la neurocientífica del plantel le cambiaron la cabeza al volante de 24 años. Así como en su momento sucedió con jugadores como el Pity Martínez o el mismísimo Enzo Pérez, que gracias a la mano de Gallardo y de Rossi empezaron a disfrutar del día a día de otra forma y eso los llenó de confianza dentro del campo, Pala puede contar algo muy similar. “Todavía no pudo jugar su mejor fútbol, pero no tiene que perder la confianza. Es un momento que debe atravesar sin bajar los brazos”, decía el Muñeco durante su bajón. Vaya si le hizo caso.

Claro, en el cuerpo técnico ven que todavía no llegó a su techo: le piden que sea más decisivo con su pegada y que llegue más al área como hizo el 14 de marzo en la Bombonera contra Boca, cuando anotó el que por ahora es su único gol con la camiseta de River. Por lo demás, están felices: el 8 aporta equilibrio en la mitad de la cancha en su doble rol de playmaker y un Droopy que se transformó en una gran rueda de auxilio para Enzo Pérez, intentando recuperar la pelota lo más arriba posible. Y hoy no puede faltar.

“No me sorprende su evolución: es un chico muy inteligente. Son normales los baches, hay que respetar los procesos y los tiempos los marca la personalidad del futbolista. Me gusta que siga insistiendo. Hay que acompañar y apoyar para que con el tiempo demuestren sus condiciones”, elogia hoy el deté.

Y claro, la cosa ahora es diferente: River pagará con gusto para que Palavecino sea un poquito más del club.

Mirá también

El posible 11 de River vs. Patronato

Armani; Robert Rojas, Felipe Peña, David Martínez, Casco; Palavecino, Enzo Pérez, Enzo Fernández; Simón, Rollheiser; Julián Álvarez.​

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *