¿Riquelme cumplió una promesa de Macri?

Fue uno de los pilares de su plataforma para las elecciones de diciembre de 1995, las que lo convertirían en uno de los presidentes más ganadores de la historia del club. Allí, además de un Boca hegemónico” y de “un título por año”, Mauricio Macri se aseguró a dos enormes descubridores de talentos como Jorge Griffa y Ramón Maddoni y con entusiasmo prometió un equipo conformado por nueve jugadores de once salido de las Divisiones Inferiores xeneizes. El sueño se lo cumplió el Juan Román Riquelme vicepresidente más de 25 años más tarde.

Mirá también

Boca presentó 6 juveniles de 11 titulares en Mendoza y el equipo terminó con ¡9 pibes! en cancha (Javier Martino / Prensa Boca).

Boca presentó 6 juveniles de 11 titulares en Mendoza y el equipo terminó con ¡9 pibes! en cancha (Javier Martino / Prensa Boca).

Los hinchas en las redes sociales recordaron el famoso nueve de once luego del triunfazo 1-0 de Boca sobre Godoy Cruz con una formación plagada de pibes. En el inicio estuvieron Weigandt, Roncaglia, Aranda, Sandez, Pol Fernández, Alan Varela, Langoni y Luis Vázquez, quien se formó en Patronato pero llegó para incorporarse a la Cuarta xeneize y puede contarse con ese asterisco. Y en el final, salieron dos de esos canteranos pero entraron tres para llegar a los nueve en cancha al mismo tiempo: Maxi Zalazar, Cristian Medina y Gonzalo Morales.

El logro no fue sólo ponerlos ante las once bajas por lesiones y convocatorias a la fecha FIFA, sino que ese equipo de emergencia que armó Hugo Ibarra tuvo uno de los mejores partidos del ciclo por ganas, por actitud, por juego y por dominio sobre su rival en una parada brava en Mendoza que sirvió para subirse de nuevo a la punta y sacar chapa de candidatazo.

Mirá también

“Los jugadores que puse en la cancha lo hicieron perfectamente bien, por eso tengo que agradecerles y felicitarlos. Porque era un partido complicado, pero ellos se sintieron muy cómodos y lo hicieron de maravilla. Me voy feliz por eso y por la victoria”, dijo Ibarra tras la victoria. Y agregó: “Los chicos hicieron un gran trabajo, yo a ellos los conozco de años anteriores, les doy mucha confianza y ellos responden. Los felicito a ellos y todo el plantel, que hace dos meses y medio se pusieron al hombro esta situación y lo están sacado adelante. Es todo de ellos”.

La gran cantidad de jugadores del club no responde solamente a la necesidad por lesiones y ausencias. Por un lado, durante la gestión de Román claramente se le dio otra relevancia y visibilidad a lo que ocurre en el Centro de Entrenamiento, tanto porque allí se armó el búnker futbolístico como por la elección de un staff técnico de Inferiores e Infantiles con mayoría de ex jugadores que protagonizaron los grandes éxitos del club al lado del actual vice.

Mirá también

También suma a esta política que el anterior entrenador y el actual llegaran desde la Reserva y conocieran perfectamente a todos los juveniles, lo que les habían dado en esa categoría y en consecuencia lo que le podían dar también en Primera.

Mirá también

Boca presentó 6 juveniles de 11 titulares en Mendoza y el equipo terminó con ¡9 pibes! en cancha (Javier Martino / Prensa Boca).

Boca presentó 6 juveniles de 11 titulares en Mendoza y el equipo terminó con ¡9 pibes! en cancha (Javier Martino / Prensa Boca).

De hecho, Ibarra remarca permanentemente que los conoce bien a todos los chicos del club. Sin embargo, va más allá de Battaglia y el Negro, porque los que hoy están teniendo mayor protagonismo y se destacan debutaron durante el ciclo de Russo, quien se la jugó por ellos luego de un comienzo en el que parecía no haber lugar para jóvenes (se le reclamó y él pidió paciencia) y terminó poniendo a 11 de los 31 estrenos de la gestión de Riquelme.

Mirá también

Mirá también

Los que se fueron y los que no llegaron, otro motivo…

A la vez, hay otra realidad que tiene que ver con la forma en que se desmanteló el plantel en los últimos años, producto de la dificultad para cerrar refuerzos de jerarquía que se apuntaron y los conflictos para renovar contratos de algunas figuras que terminaron partiendo. Así, por ejemplo, si antes Sebastián Villa tenía como alternativa a Salvio y Pavón, hoy tiene a Zeballos, Langoni y Zalazar. Y eso pasa en todos los puestos.

Riquelme es consciente de esta delgada línea entre la mirada positiva y la mirada negativa. “Nosotros tenemos que tener claro que el hincha es fanático y va a decir ‘pongan a los chicos’, pero nosotros los vamos a poner cuando los chicos estén tranquilos y puedan disfrutar, porque sino cuando ponés a los chicos enseguida te dicen: ‘eh, por qué no traen jugadores de categoría’. Entramos en esa disyuntiva”, dijo tiempo atrás el ídolo como para bajar las expectativas y no caer en la promesa de nueve de once que martirizó a Macri durante sus años de gestión, pese a todos los títulos enormes que conquistó el club bajo su mandato.

Mirá también

Nueve de once terminaron el viernes adentro de la cancha en Mendoza. Con Riquelme, la figura más opuesta que puede haber a Macri. ¿Esto sería un nuevo Topo Gigio, ya no como jugador sino a nivel dirigencial?

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *