Ringo, un peleador que vivió sin límites y que murió en su ley




El 22 de mayo de 1976, a sus 33 años, Oscar “Ringo” Bonavena moría por un balazo en el corazón, en un burdel de Reno, Nevada, Estados Unidos. Tan guapo como histriónico, el más carismático de los boxeadores fue despedido por 150 mil fanáticos en el Luna Park, obviamente, y sus restos descansan en el cementerio de la Chacarita.



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *