Quién es N’Djoli, el jugador que fue engañado por el Rayo Vallecano y ahora duerme en el piso

La vida de Jean Paul N’Djoli atraviesa un momento completamente caótico e inesperado. Sus proyectos y ambiciones futbolísticos se vieron frustrados y, lejos de su familia, vive una compleja situación. El jugador francés había realizado un acuerdo con el Rayo Vallecano que el club no cumplió y ahora vive un calvario.

A sus 20 años, Jean Paul N’Djoli dejó Francia para probar suerte en España luego de que el Rayo Vallecano le ofreciera un contrato. Los reclutadores del equipo español viajaron a su ciudad el 19 de julio para realizarle una oferta y tres días después, él puso la firma. Fue ahí que desde la entidad que preside Raúl Martín Presa le aseguraron que unos días más tarde recibiría la copia firmada por la institución y que mientras tanto debía arrancar la pretemporada. El problema fue que la copia nunca llegó. 

Mirá también

Según relata el portal de noticias Diario As, Jean Paul realizó la pretemporada, comenzó a competir en el la categoría B del plantel y hasta marcó sus primeros goles. Fue recién el 17 de agosto que llegó el contrato, pero con muchas modificaciones. En el nuevo acuerdo le ofrecían “la mitad del dinero” y una cláusula que duplicaba el valor acordado y pasaba de 10 a 20 millones. Ante esto, el joven jugador decidió no firmar el contrato y tras realizar denunciar la situación a la Cadena Ser, la institución le prohibió los entrenamientos. 

Mirá también

Durante 60 días se entrenó sin cobrar un solo euro, sin seguro médico y sin contrato, pero desde que rechazó el acuerdo tiene prohibido participar de las prácticas. No sólo quedó afuera del equipo sino que además vive en muy malas condiciones.

En su departamento hay cuatro habitaciones con solamente dos camas y seis jugadores deben compartir el espacio. En una entrevista que brindó a El Larguero contó: “En el apartamento somos siete para cuatro habitaciones, hay dos baños, pero solo funciona uno. Hay un baño para siete jugadores que entrenamos a la misma hora. En dos de las habitaciones no hay ni cama, solo hay un colchón”.

Mirá también

No sólo las condiciones habitacionales no son buenas sino que tampoco tiene dinero para poder comprar sus alimentos y depende de lo que sus familiares puedan transferirle. “Tenemos un sofá en el salón, pero no nos podemos ni sentar porque hay agujeros por todo el sofá. El club no paga a la persona que viene a cocinar y a limpiar, entonces tampoco hace la compra porque no la pagan. Lógicamente no va a trabajar gratis para nosotros. Pagamos nuestra propia comida con el dinero que nos dan nuestras familias. A los más jóvenes tratamos de ayudarlos entre todos“, concluyó.

Desde el club no hay expresado posición alguna, y el presidente no se ha comunicado ni con él ni con su representante y a la hora de analizar qué le gustaría que ocurra concluyó: “Me gustaría sobre todo entender por qué. ¿Por qué me han propuesto un primer contrato y después de un mes otro diferente, sin ni siquiera decirme que no había sido firmado por su parte… ¿Por qué me dejan así un mes, jugando, conociendo a todo el mundo de la plantilla, incluso marcando goles? Sin ni siquiera poder hablar de eso con ellos…”

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *