¿qué tiene que pasar para que Suárez llegue a River?

La ansiedad es tanta, que desde la mañana del lunes los hinchas de River entraron a Flightradar, una web que muestra en tiempo real el tráfico aéreo en todo el mundo, para seguir el rastro de la matrícula del avión privado de Lionel Messi, que de Niza voló a las Islas Canarias y de allí enfiló por sobre el Atlántico con ruta a Sudamérica. En ese vuelo no viajaba Luis Suárez, no.

A las 8 de la mañana llegó Rodrigo Aliendro a la clínica Rossi del barrio de Belgrano y decenas de fanáticos se acercaron a la guardia periodística de la puerta para preguntar si allí adentro el que se hacía la revisión médica era el killer uruguayo. No, tampoco.

Mirá también

Algunos hinchas de River se cruzaron con Luis Suárez y le preguntaron por su futuro.

Algunos hinchas de River se cruzaron con Luis Suárez y le preguntaron por su futuro.

Suárez sigue de vacaciones en las Islas Baleares con Messi y compañía. No estará tocando mucho su teléfono el delantero, más que para subir alguna storie de ocasión: sus redes sociales permanecen estalladas, inundadas de pedidos que ya más bien son súplicas para que el goleador les cumpla el sueño de ponerse la Banda.

Ahora bien, no menos expectantes están en Núñez: las últimas dos comunicaciones de Lucho con Enzo Francescoli, el martes y sábado de la semana pasada, dejaron la certeza de que la propuesta del CARP hoy está bien arriba en la consideración del 9, que pidió unos días más para responder oficialmente. De ahí, también, el tono del propio Gallardo en su conferencia de prensa post 2-1 a Lanús, con pronósticos bastante más alentadores que los que había dejado dos semanas atrás.

Mirá también

Ahora bien, más allá de las versiones que llegaron desde el exterior que prendieron como un reguero de pólvora y que hablaban de que este mismo lunes se iría a confirmar el pase o del gesto que tuvo el propio futbolista con un hincha que lo cruzó en sus vacaciones, en el club por ahora sólo aguardan tal lo convenido con LS.

Los unos y los otros

En las oficinas del Monumental algunos son más cautos que otros: hay directivos que aún ven que la posibilidad de hacer estallar por los aires el mercado sigue siendo remota y también hay otros que manejan un alto optimismo.

Mirá también

Todos coinciden, eso sí, en al menos tres cosas: la primera es que Suárez está realmente muy interesado en lo que River le ofrece; la segunda es que lo económico ya no será de ninguna manera una traba; y la tercera es que el partido del miércoles contra Vélez por la ida de los octavos de final de la Libertadores puede inclinar la balanza para un lado u otro.

Mirá también

Si ya de por sí un cruce de playoffs de Copa con un rival argentino implica una tensión muy particular, el del miércoles en Liniers tendrá también el peso de poder desnivelar para bien o para mal el curso de una transferencia que de concretarse pasará a los libros como una de las más fuertes -si no la más fuerte- de la historia de River y del fútbol argentino.

Claro, jugar la Libertadores no es lo único que lo tienta a Suárez para considerar jugar en esta parte de la Argentina: también lo es el día a día con un Gallardo a quien conoce y del que tiene las mejores referencias para que lo ponga a punto para el Mundial, o la posibilidad que le daría River de contratarlo apenas por seis meses, que incluso en la práctica serían poco más de tres. Una situación que escapa a la lógica de mercado europeo, que desde un principio fue -como dijo él mismo apenas terminó la temporada en Atlético de Madrid- la prioridad del Pistolero.

Mirá también

Atento desde Europa

En ese sentido, Suárez sigue atento a lo que suceda a su alrededor y si pidió unos días más no fue precisamente para ver cómo empieza a desarrollarse la serie de Copa contra Vélez sino para seguir opciones en las principales ligas del mundo. Y es que desde Uruguay aseguran que hay más de un agente al que Lucho le firmó poderes para ubicarlo en clubes determinados del Viejo Continente con plazo hasta este jueves 30 y que aún existen conversaciones con Fiorentina, clubes de España, Países Bajos, Francia e Inglaterra.

Por lo demás, mientras se recupera de la limpieza en su rodilla derecha, Suárez se la pasa bastante bien con sus amigos en Ibiza, con playa de día y disco de noche. Sabe, de todas maneras, que a un océano de distancia hay millones de personas que no pueden dormir por él.

Una de las últimas historias de Suárez en sus vacaciones en Ibiza. ¿Llega?

Una de las últimas historias de Suárez en sus vacaciones en Ibiza. ¿Llega?

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *