¿Qué se juega River en la Copa Argentina?


Si de algo no vive este River, es de recuerdos. Por supuesto que tiene licencia para armar una megafiesta y conmemorar el primer aniversario de la final de la Libertadores más maravillosa de toda su historia, como lo hizo este nueve del doce bajo el lema #LaCopaEterna, pero Marcelo Gallardo sabe lo que se viene. Y sus jugadores, también. De hecho, el Muñeco adoctrinó a sus muchachos para que la resaca se les pase rápido porque hay una realidad: este equipo se acostumbró a salir de copas y en 72 horas va por otra.

No será como la que le ganó a Boca en Madrid -eso jamás podrá igualarse- pero la final que jugará ante Central Córdoba de Santiago del Estero por la Copa Argentina es un arma de doble filo: puede significar cerrar el año con otra alegría en este 2019 (ya ganó la Recopa Sudamericana) y encaminar la agenda de competencias del 2020 o bien decantaría en un sinsabor mayúsculo, sin contar las gastadas que aparecerían…

Habrá mucho en juego este viernes en Mendoza, y el que tiene más para perder es el conjunto de Napoleón. Básicamente porque para los de Gustavo Coleoni, acaso la Cenicienta de esta CA, una caída no haría tanto ruido como sí podría pasar en el caso de River. Y motivos sobran…

Mirá también

En Núñez todavía mastican la bronca por la finalísima perdida en Perú ante Flamengo porque no sólo truncó la posibilidad de ser bicampeón de América, algo que pocos consiguieron, y embolsar una millonada de dólares (pasajes al Mundial de Clubes y Recopa incluidos) sino que a su vez le cerró las puertas a la clasificación directa a la próxima Libertadores. Entonces, la única posibilidad que le queda a Gallardo y compañía para evitar jugar el repechaje -algo que ya tiene asegurado- y sumarse directo a la fase de grupos es quedarse con la Copa Argentina, la que ya ganó dos veces con MG. Y algo más: también accedería a disputar la Supercopa Argentina ante Racing, el último campeón de la Superliga.

Lo dicho: una derrota ante el humilde Central Córdoba, que en el torneo suda la gota gorda para evitar caer en la zona de descenso, opacaría los brindis para 2020. Porque perder dos finales en 20 días sería algo inédito en este ciclo sublime de MG, que ya cosechó 10 trofeos. Pero ganarla se volvería el motivo perfecto para que Gallardo y sus soldados continúen con ese hambre de gloria que tocó el cielo en el Bernabéu. Éste partido será el otro Santiago…

Mirá también TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1