Qué pasó en los dos minutos de caos y empujones en la Bombonera

El final fue con un escalandete de dos minutos. Después de que Troyansky metiera el penal y se sacara la camiseta de Unión para mostrársela a la tribuna de Boca, la que da a Casa Amarilla, los jugadores locales se querían comer al delantero y hubo algunas corridas adentro de la cancha, tumulto y luego separación. Pasó que Boca perdió 2-1 de local en epílogo de película, en un 1-1 que venía chato y cerrado.

Mirá también

¿Qué pasó? El VAR fue fundamental y fue el principal protagonista, para corregir las decisiones del juez. Ya en tiempo de descuento, en el último minuto, Carlos Izquierdoz cometió una falta, vio la segunda amarilla y se tuvo que ir. Hasta ese momento, era tiro libre en la última jugada. Pero por TV se vio claramente que la falta había sido adentro del área y después de dos minutos, el VAR se lo comunicó al árbitro y se dio penal.

El video del lío del final​

Mirá también

Todo Boca se le fue al humo al juez, incluso Fabra fue amonestado. Más allá de que había sido penal, la falta de Izquierdoz dentro del área. El encargado de pegarle fue Troyansky, sabiendo que pateaba y se terminaba. Y Javier García tapó el flojo tiro, hacia su izquierda. ¿Punto salvado para Boca? ¿Unión desperdiciaba una chance de ganar en la Bombonera. Así parecía, pero…

Mirá también

¡Y lo que era la cara de Riquelme en su palco! Serio, en el día de su cumpleaños, se amargaba y tensionaba por un partido que había sido complicado contra un equipo alternativo de Unión. Ni las entradas de Villa y Zeballos habían podido abierto el partido, que estaba 1-1 por dos penales en el PT.

Mirá también

El tema es que en la primera ejecución de Troyansky, dio la sensación de que García se había adelantado groseramente, con los dos pies delante de la línea antes de que pateara el delantero. El VAR confirmó la presunción y entonces hubo replay. Más protestas de Boca, la Bombonera en llamas,. pero la realidad es que el suplente de Agustín Rossi se había adelantado.

Troyansky se sacó la camiseta y se las mostró a los hinchas de Boca.

Troyansky se sacó la camiseta y se las mostró a los hinchas de Boca.

Y entonces fue Troyansky (viene de jugar en Atlas de México) de nuevo, a pararse mano a mano frente al arquero: esta vez no perdonó, le pegó bárbaro, al otro lado y arriba. Inatajable. Javi García se había vuelto a adelantar, pero fue gol y entonces el delantero de Unión salió con todo a festejar. Se fue de rosca, mostrando la camiseta y celebrando algo desafiante, innecesario.

La noche terminó caliente. La gente apoyando, pero enojada por el VAR y ese penal que le dio un cachetazo a Boca. Inesperado contra Unión, en la Bombonera. Y ahora, a bajar la temperatura y pensar en Corinthians, el martes en San Pablo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *