“Que este año sea el mejor”


De Punta a Punta. Literal. Recurrente. Un año atrás, Marcelo Gallardo estaba en ese mismo escenario del Club del Lago Golf de Portezuelo recibiendo el premio al “Mejor técnico de América”, el mismo que por segundo año consecutivo reposa entre sus manos. Pero claro, con la mentalidad ganadora de siempre, arrancó el 2020 con ilusiones renovadas y con la convicción de ir por más éxitos en River.

Mirá también

“El deseo es que el año que entra siempre sea el mejor. Es una manera de sentir, de no conformarse, de seguir siendo competitivos, de no aflojar. Hay una manera de jugar que sentimos, que queremos seguir plasmando más allá de los jugadores que se puedan ir y que puedan llegar”, cuenta el DT más ganador de la historia del Millonario mientras trata de que no se le escapen todos los regalos que recibió al subir al escenario. 

Mirá también

“Me reconozco como un uruguayo adoptivo”, se encargó de remarcar. Claro, en Uruguay también le demuestran su cariño y admiración a cada paso, como sucedió el sábado por la noche durante el amistoso frente a Nacional, club donde se retiró campeón y donde arrancó campeón su rol de entrenador. Y esa situación triunfal se repite por estos días, más allá de lo que fue el traspié del sábado en el amistoso en Maldonado. Porque el Muñeco y su River terminaron la década pasada campeones (Copa Argentina) y el DT arranca la nueva con el primer premio del año.

Mirá también

El primero, claro, porque en su cabeza y en la de todo su plantel está la ambición de ir por más, de ir tachando objetivos y sobre todo en continuar dejando un legado futbolístico en el club. Y en seis días -si se cumple con lo estipulado- se reanudará el torneo que se impone en la inmediatez, la Superliga. La cuenta pendiente que le queda en este exitoso ciclo. Por eso desde mañana, cuando regrese a Buenos Aires desde Punta del Este, Napoleón y los suyos arrancarán con todo para afrontar una seguidilla de cuatro partidos en 13 días, si es que los clubes no borran con el codo lo que escribieron con las manos hace unos meses.

Mirá también

“Queremos seguir identificándonos con una idea, algo que sucede hace mucho tiempo. Somos un equipo que mantiene una estructura de cinco años y eso refleja que los proyectos existen. Es verdad que se sostienen con resultados, pero la forma es importante. Este premio se entrega no sólo a mí, soy la cabeza de un grupo que tiene un gran sentido de pertenencia, y creo en eso. Me considero un privilegiado de estar en el lugar que quiero estar, siguiendo con esa idea y mentalidad de exigencia para seguir año tras año en una posición de privilegio. Este año no pudimos ganar la Libertadores, nos faltó un poquito, pero esto es un reconocimiento”, expresó durante la coqueta ceremonia que organiza el Diario El País, responsable de esa clásica y reconocida encuesta anual en la que el Muñeco volvió a ganar.

Mirá también

El año pasado, con la conquista de la Libertadores más emblemática de la historia aún en las retinas, el DT arrasó (cosechó el 87% de los votos, relegando a Gareca y a Martino) y en este 2019 hasta dejó en el camino al entrenador revelación y con el que perdió la última CL: Jorge Jesus. Sí, al portugués del Flamengo no le alcanzó con hacer historia en el conjunto carioca, sino que su colega volvió a quedar arriba en el continente. Merecido, por cierto. Por eso, el propio Rodolfo D’Onofrio, presente también en Punta, aplaude a un costado del escenario y sonríe. Claro, el presidente celebra que su DT continué con su proyecto y siga abasteciendo de trofeos a la vitrina del club.

Mirá también

“Más allá de no ganar la Copa, volvimos a estar presentes en la final por una mentalidad e idea que nos identifica. Y después levantamos la Copa Argentina. Siempre después de un logro es normal un cierto relax, pero tratamos de que no suceda y de que los jugadores tengan ese deseo de competir en el máximo nivel. El DT está para guiarlos. Estoy en un club que me da todas las posibilidades, libertades y me hace sentir cómodo. Uno es feliz donde está y no queda otra que trabajar, algo que me encanta y me apasiona. Eso es lo que me sostiene y me estimula hasta el día que quiera descansar”, agregó.

Mirá también

“Si tus dirigidos, los dirigentes y la hinchada tienen la ilusion de seguir creciendo y apostando, es un ida y vuelta constante. El deseo de ir todo el tiempo por un poquito más es lo que me alienta a continuar”, cierra su discurso MG. Después de algunas charlas y abrazos, saluda y se va. Ya pensando en dejar el premio en su museo personal y en enfocarse de lleno en la Superliga. Acaso el único trofeo que no pudo acariciar. ¡Vamo arriba bo!

PUNTA DEL ESTE (ENVIADO).​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *