Pratto y su increíble estadística en la Libertadores


Pratto cerrará el año como el futbolista con más partidos, victorias y goles en la Libertadores en la década. El Oso de River trabaja en sus vacaciones para llegar de diez a enero.

El MVP de la década es él. Lucas David Pratto. Setenta y cuatro partidos en Copa Libertadores. Treinta y nueve triunfos. Veinticinco goles. Nadie superará, ya, a este Oso que estadísticamente está por encima de todos. El ariete que la rompió en Universidad Católica, luego en Vélez y Atlético Mineiro (también en San Pablo, donde no disputó la Copa más importante del continente). Ése por el que River pagó € 13.000.000 en enero de 2018, inversión que recuperó con sus logros. El sumun de sus éxitos sin dudas fueron sus dos gritos en la serie decisiva ante Boca, la que se cerró en Madrid. La del eternamente glorioso nueve del doce…

Los números de Pratto lo ungen como un semidios de la Libertadores. Aunque la edición 2019 del torneo la concluyó de una manera poco feliz: un yerro suyo derivó en el gol del empate parcial de Gabigol en la final de Lima, ante Flamengo. “Nunca me sentí tan triste”, diría más tarde el delantero de 31 años.

Fue el cierre de un semestre bravo para el Oso, quien luego de ganar la Recopa Sudamericana -con gol incluido y posterior festejo con la careta más conocida de Núñez- conoció que tenía una fisura en el sacro. Una que no le permitió trotar durante 45 días, luego de pasar cuatro en cama por el dolor hasta conocer el real diagnóstico de la lesión. Que lo marginó de algunos partidos y le hizo perder el puesto con Matías Suárez. Que le impidió hacer la pretemporada de Los Ángeles de manera normal. Algo que sufrió…

Pratto convirtió 25 goles en la década en Copa Libertadores. Además, disputó 74 partidos, de los cuales ganó 39. Nadie lo supera.

Por eso ahora él quiere volver al MVP. A la mejor versión de Pratto. Y se entrena con todo para lograrlo: antes de comenzar su período de vacaciones coordinó con los profes Marcelo Tulbovitz, Diego Gamalero y Pablo Dolce una serie de ejercicios para realizar durante el receso. Porque quería, el Oso, ponerse a punto físicamente. Llegar en óptimas condiciones al 3 de enero, día en el que River se entrenará por primera vez luego de las Fiestas para comenzar la pretemporada en San Martín de los Andes hasta el 10/1.

“Quiero estar a la par”, había manifestado en diálogo con Fox Sports antes de comenzar su descanso en familia. Y está cumpliendo. Incluso, Olé publicó en el mediodía de la Nochebuena un video del delantero trotando sobre una cinta, parte de su exigente plan de recuperación para no perder su lugar. Para volver a ser el Oso.

Pratto festeja su gol ante Boca en el Santiago Bernabéu. Una celebración que se volvería símbolo suyo. Ahí nacía el Modo Oso que se patentaría en la Recopa (EFE/Archivo).

MVP, dice Pratto. Me voy preparando. Profesional 100%, quiere dejar atrás lo que ocurrió ante Flamengo, el bajón del segundo semestre de 2019 y la lesión. Quiere apuntar a demostrarle a Marcelo Gallardo, el técnico que lo pidió, el que lo bancó cuando todavía no había consenso en que debía ser el 9 titular, que él está dispuesto a dar todo, que tiene el compromiso que al deté le gusta ver de sus jugadores. Y competir, claro. Con Ignacio Scocco, quien completó el año con goles y actuaciones importantes. Con Rafael Santos Borré, devenido goleador, a pesar de que en la final de la Copa Argentina no estuvo fino. Con Matías Suárez, el hombre que le ganó el puesto y con Julián Álvarez, el pibe que pide pista. Él está enchufado. Sabe que es valioso pero necesita demostrarlo una vez más. Romperla de nuevo, como lo hizo en la última década.

Mirá también Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *