Pozzo y su primer gol en el Rojo: “Soñé esto muchas veces”

Esté donde esté, cualquier chico que debuta en Primera con el club de sus amores se emociona al tocar el césped por primera vez con esa camiseta. Imaginate si lo llevás al momento en el que tenés ese estreno, pero en las redes, y que ese gol sea el de la victoria, en un partido que venía bravo, y entrando desde el banco de suplentes. Todo eso vivió, este martes por la noche, Tomás Pozzo, el volante de Independiente.

Toto y su primer grito con la camiseta del Rojo.
Foto: Carreira Víctor /  Telam

Toto y su primer grito con la camiseta del Rojo.
Foto: Carreira Víctor / Telam

Eduardo Domínguez lo mandó a llamar, se ató los botines para a los 12 minutos de la última etapa entrar a cambiar la situación del Rojo ante Arsenal. Unos cuantos minutos le bastaron al 35 para aprovechar una serie de rebotes tras un córner, y estampar con un fuerte remate el tanto que determinaría el resultado final (1-0) y también sus lágrimas. Emoción…

Y esas gotas que cayeron de sus ojos fueron justificadas. Era su estreno en las redes de Primera, con la camiseta del Rey de Copas que viste desde los 10 años, cuando llegó a la pensión de Villa Domínico. “Cumplí el sueño de todo chico que viene de joven a entrenar a Independiente todos los días y arranca a jugar en este club”, explicó el mediocampista de apenas 21 años.

Entró a los 12 minutos del segundo tiempo y terminó siendo clave para que Domínguez tenga su primer triunfo como DT de Independiente.
FOTO: JUAN MANUEL FOGLIA

Entró a los 12 minutos del segundo tiempo y terminó siendo clave para que Domínguez tenga su primer triunfo como DT de Independiente.
FOTO: JUAN MANUEL FOGLIA

En la Reserva es una joya. Así lo definieron siempre. Con Pusineri sumó minutos en el equipo, pero al contar en el plantel profesional con varios futbolistas en su posición (Domingo Blanco, Soñora, en ese entonces también estaba Alan Velasco) terminó perdiendo mucho terreno, hasta el día de hoy inclusive. Suelen ubicarlo de enganche, o por delante del volante de marca. Así como ayer lo pensó el entrenador del Rojo, que lo puso como principal compañero de Lucas Romero en el centro de la cancha. Zurdo, con buen pie, va al ataque con seguridad, y tiene buen porte. Pero anoche se destacó por otra cosa: la actitud. Y el pibe tuvo su recompensa.

Gol de Pozzo y lagrimas de emoción. Desde los 12 años está en el club.
Foto: Captura TV

Gol de Pozzo y lagrimas de emoción. Desde los 12 años está en el club.
Foto: Captura TV

“Me emocioné por eso (su primer gol). Siempre quise esto, entreno duro para terminar festejando así. Soñé muchas veces con esto”, concluyó Tomás Pozzo, una de las figuras de la noche en Independiente.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *