Por qué será la final más difícil para Riquelme

Sería ridículo preguntarse por quién hinchará Riquelme en la final, si por Boca o por Tigre: está claro que Juan Román es “bostero”. Ni siquiera “hincha de Boca”: directamente bostero, gentilicio del CABJ que describe una identificación total con la idiosincrasia del club. Pero sí es cierto -y existen evidencias empíricas de ello- que el vicepresidente tiene un apego por el cuadro al que deberá enfrentar en una casi exacta remake de la definición 2019.

La revelación de la empatía cromática de Riquelme por Tigre data de 2006: en el ciclo Sin Cassette que se emitía por TyC Sports, JRR declaraba que “soy hincha de Tigre porque Don Torcuato pertenece a Tigre. Mi viejo me hizo hincha de Tigre y me hacía ver a un equipo que me gustaba mucho. Nos gustaba verlo”.

Aquella afirmación del Román jugador del Villarreal tomaría mayor peso cinco años más tarde: ya de nuevo en Boca no sólo ratificaba su cariño por el club de Victoria sino que lo elogiaba. “Soy hincha de Tigre y es el equipo que mejor juega”, rezaba sobre el cuadro que dirigía su ex compañero Rodolfo Arruabarrena y que en aquel septiembre de 2011 marchaba 5° en el Apertura, pero en zona de descenso (se salvaría luego de un campañón).

Massa y el obsequio a Riquelme: la 10 de Tigre (Archivo Olé).

Massa y el obsequio a Riquelme: la 10 de Tigre (Archivo Olé).

Un año más tarde sería Sergio Massa, entonces intendente de Tigre, quien revelaría otro dato: que Román -ante la imposibilidad de que el entonces equipo de Gorosito jugara como local en su estadio por falta de requisitos de Conmebol- le había sugerido la Bombonera como sede de la final de ida de la Copa Sudamericana frente a San Pablo.

“Está la posibilidad de Boca, sobre todo teniendo en cuenta que a San Pablo le va más mal que bien ahí. Anoche, después de la clasificación, Riquelme me escribió para felicitarme y me puso: ‘Prestá atención que en La Boca siempre le fue mal’”. Incluso el actual presidente de la Cámara de Diputados -también ligado sentimentalmente al Matador- decía en 2014 que “a quien no le gustaría ver (a Riquelme) con la camiseta de Tigre” en pleno conflicto de JR por su renovación.

¿Final y desde afuera? Román ya sabe lo que es ganar una

Hugo Ibarra, Juan Román con su hijo a cococho y Battaglia, todos celebrando el Apertura 08 (Jorge Sánchez/Archivo).

Hugo Ibarra, Juan Román con su hijo a cococho y Battaglia, todos celebrando el Apertura 08 (Jorge Sánchez/Archivo).

No será la primera vez que se le presente esta muy superficial ambivalencia, aunque sí su bautismo en finales contra Tigre en condición de dirigente: hace tres años recién comenzaba a madurar su idea de ocupar un cargo jerárquico en alguna lista en las elecciones que se celebrarían en diciembre. Sí es positivo su antecedente en definiciones frente al cuadro por el que simpatiza por herencia de su viejo Cacho.

En el Apertura 08, desde afuera y en el año de su regreso definitivo a Boca, Román perdió pero ganó: el 23 de diciembre de 2008, suspendido por acumulación de amarillas, Riquelme vio desde la tribuna cómo el Tigre de Diego Cagna ganaba 1-0 en la Bombonera. Resultado que le alcanzaba a Boca para quedarse con el triangular decisivo.

Diferencias entre aquel Tigre y este

Mateo Retegui el día de su debut, en noviembre de 2018 (Fernando de la Orden).

Mateo Retegui el día de su debut, en noviembre de 2018 (Fernando de la Orden).

¿Qué tiene que ver este Tigre con el de 2008 o el de 2019? Poco. La ligazón, en cualquier caso, está en la cantidad de ex Boca que visten de azulgrana: Facundo Colidio, nativo de las Inferiores y transferido cuando sólo tenía 17 años; Manuel Roffo, quien marchó libre; más Agustín Obando, Ezequiel Fernández, Mateo Retegui y Oscar Salomón, todos del club, hoy cedidos.

También Diego Martínez, el deté que trabajó en las Juveniles y formó a muchos de los incipientes talentos como Varela y Medina. Aunque ni siquiera eso le tirará a JRR como para suavizar un eventual golpe en la definición.

Román será hincha de Tigre pero es bostero. Y quiere que gane Boca.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *