¿Por qué estaba “destinado” a ir a Roma y qué importancia tuvo Mourinho?

Más allá de su zurda, sus ganas de ganar y su calidad, a Paulo Dybala lo caracterizan dos cosas más que decoran un poco su personalidad: el típico festejo patentado, la “máscara de un gladiador”, según él contó hace un tiempo; y ese tatuaje de dos líneas que van por su brazo izquierdo, “parecido a los brazaletes que utilizaban los antiguos romanos para la guerra”, también según explicó el mismo argentino. Es decir, el destino lo llevó a la Roma.

Mirá también

“Soy un apasionado de esta ciudad. De niño, vi muchas películas. Estaba destinado a que un día tendría que quedarme aquí”, explicó la Joya (28 años) en una entrevista con el sitio oficial del club romano. Paulo llegó, se vistió de Giallorossi, habló con Mourinho y se sumó al grupo.

Dybala-manía en Roma.

Dybala-manía en Roma.

“Estoy muy contento de poder empezar. Quería conocer a mis compañeros, al entrenador y a los que trabajan en la Roma”, explicó. El mismo Dybala contó que la contratación se dio en una velocidad que no esperaba, “fue todo muy rápido, las negociaciones del fin de semana pasado, todo pasó muy rápido”, pero no tardó en ponerse el chip y arrancar.

Mirá también

¿Qué lo convenció para elegir a la Loba? “Hay tantos aspectos. La llamada del entrenador, del director deportivo, de haber podido hablar con los dueños fueron puntos muy importantes. Me dieron muchas certezas, esto fue muy importante para mí. El entrenador fue muy claro con sus ideas, creo que fue una de las razones más importantes. Obviamente, entonces jugar para este equipo, por lo que la ciudad representa en Italia y en el mundo, es ciertamente algo hermoso”.

Mirá también

Para el cordobés tener a Mou como DT es una de las claves. “Todos lo conocemos. Sus llamadas me emocionaban, hablé con él durante mucho tiempo. Tuvimos una buena charla. Hoy puedo trabajar con el entrenador más fuerte de la historia del fútbol”, soltó. Su debut se podría dar el sábado, en el último amistoso de la Roma en Portugal, vs. Niza.

Mirá también

Dybala tiene una clásula de rescisión de 20 millones de euros, pero que tiene varias aristas: se llegó a esa cifra por un acuerdo de tener un futuro porcentaje de venta, y además la Roma se reservó el derecho a ofertar, extender el vínculos, aumentar el sueldo u otras cuestiones para así asegurarse tener a Paulo por más tiempo. Firmó hasta el 2015.

Vestirá la 21 y no la 10, la de Totti, porque para la Joya, primero hay que demostrar que merecés esa maglia: “El 10 aquí es muy importante por lo que ha hecho Totti. Creo que ese número y esa camiseta todavía deben ser suyos por lo que hizo. Les agradecí, pero para llevar una camiseta así hay que tener mucho respeto y responsabilidad. Un día tal vez pueda tomarlo”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *