por qué eligió Argentina y el llamado de Mancini para Italia

Como todo pibe al que le gusta el fútbol, el anhelo de Marcos Senesi siempre fue jugar para la Selección Argentina. Representar al país donde nació, tener a casi 50 millones de locos saliendo a cortar con él en cada cruce a un delantero o ayudándolo a saltar para ganar de cabeza en el área rival. Pero el llamado tan esperado nunca llegaba. Su buen nivel en el Feyenoord de los Países Bajos obligaba a tenerlo en el radar desde hace rato, tanto que también despertó el interés de Italia para tentarlo con hacer uso de su doble ciudadanía. Y aunque todavía Lionel Scaloni no hizo el corte de la prelista -ocurriría entre mañana o pasado-, el zaguero que hace apenas unos días cumplió 25 años ya tomó la decisión de respetar su sueño de purrete y se pondrá la celeste y blanca…

“La verdad es que es algo muy lindo que dos selecciones me quieran, estoy muy contento porque eso quiere decir que mi trabajo lo estoy haciendo bien. Lo de Italia fue real, tuve contacto con (Roberto) Mancini, que me contó de su proyecto; también con el cuerpo técnico de Argentina y en esa charla les manifesté mis ganas de jugar para mí país. La decisión ya está más que clara”, relató el oriundo de Concordia en diálogo con Olé desde Portugal, donde se prepara junto a su equipo para disputar el próximo miércoles (16.45 hora argentina), en Albania, la final de la Conference League ante la Roma de Mourinho.

-En 2017 jugaste el MundialSub 20 pero no les fue bien y después no te cedieron para ir a los Juegos Olímpicos. ¿Es una especie de revancha recibir este nuevo llamado?

-No, revancha no. Cada vez que me preguntan por aquel Mundial Sub 20 digo que fue un muy mal paso para todos como plantel por los jugadores que teníamos. Y a nivel Sub 23, tanto para el Preolímpico y los Juegos, siempre traté de empujar para estar pero por distintas razones el club no me dejaba ir. En el Preolímpico nos estábamos jugando cosas importantes y en los Juegos era el único central del plantel… Eso era un poco mi molestia porque quería estar, jugar para mí país, y principalmente porque son momentos y competencias que no tenés la chance de volver a jugarlas.

Mirá también

-¿Cómo intentó convencerte Mancini cuando te llamó?

-Más que convencerme, me contó del proyecto que tiene, que quiere armar una nueva selección y quería que forme parte de eso. Va a hacer una renovación importante y pretendía que forme parte de esa reestructuración.

-¿Dudaste en algún momento? ¿Qué te llevó a decidirte por Argentina?

-Para mí es un privilegio que me busquen dos selecciones que vienen haciendo las cosas bien. Porque que Italia no vaya al Mundial es una pena para el fútbol porque son los últimos campeones de Europa y Argentina está haciendo las cosas bien, está andando bien, y es el último campeón de América. Cuando recibí los llamados me senté con mi familia y los escuché a ellos, pero la realidad es que siempre, desde chico, sueño con jugar con la Selección Argentina, hace un año que vengo acostándome pensando en tener mi chance. Y entonces, cada vez que pensaba qué hacer, lo primero que se me venía a la cabeza era Argentina, por lo que no tuve tanta duda. En todo momento fue más el sentimiento de querer jugar para mí país.

El defensor nunca jugó en la Mayor. Sí fue parte de Mundial Sub 20 en 2017, donde a Argentina no le fue bien. (Foto: Instagram).

El defensor nunca jugó en la Mayor. Sí fue parte de Mundial Sub 20 en 2017, donde a Argentina no le fue bien. (Foto: Instagram).

-¿Cómo venís viendo desde afuera este ciclo de la Selección?

-Después del Mundial 2018, Argentina empezó a hacer una especie de reestructuración, a poner un mix de jugadores de una nueva generación que están andando bien y los frutos están a la vista. El técnico hizo los cambios correctos o convenientes que fue sintiendo y ahí están los resultados: las piezas se fueron acomodando, encontró el equipo y la forma de jugar, y le está yendo bien.

Mirá también

-Di María, por ejemplo, alguna vez contó que llamó a Scaloni para consultarle si iba a tenerlo en cuenta. ¿Vos pensaste en llamarlo alguna vez?

-Noooo. Di María es Di María, no creo que se pueda hacer esa comparación porque estamos hablando de un jugador de mucha categoría y que hizo muchas cosas en la Selección, quizá él tiene el beneficio de llamarlo y preguntarle. A mí nunca se me ocurrió hacerlo, pensaba que por algo no se me estaba dando y que tenía que seguir trabajando para tener la oportunidad y, cuando la tuviera, aprovecharla. Eso es ahora lo que más quiero hacer…

De Entre Ríos, previa escala en Boedo, Senesi llegó a Rotterdam donde se volvió un verdadero ídolo: es reconocido como uno de los mejores defensores de los Países Bajos, luciendo la cinta de capitán del Feyenoord, y hasta destacándose con aptitudes frente al arco rival, llegando incluso a pelear por ser quien convirtió el gol más bonito del año. Pero no todo fue color de rosas para Marcos en su vida. “De chico había ido a probarme en varios clubes y no quedaba. En algún momento quedé en Boca pero no volví y llegó un punto en el que medio que estaba dejando el fútbol. A los 12, que ya había vuelto a jugar con mi hermano, apareció esa prueba en San Lorenzo y otra vez se empezó a reavivar el sueño”, relata, viajando en el tiempo.

En Europa la está rompiendo: capitán, uno de los mejores defensores de la liga y hasta goles y golazos... (EFE/EPA/ANP SPORT / Tom Bode Multimedia)

En Europa la está rompiendo: capitán, uno de los mejores defensores de la liga y hasta goles y golazos… (EFE/EPA/ANP SPORT / Tom Bode Multimedia)

-Te adaptaste enseguida al fútbol europeo, ¿cómo hiciste?

-Siento que nunca me sentí menos que ninguno y nunca más que otros, y eso en gran parte es porque pude adaptarme bastante rápido al equipo más que a la liga… Después es fútbol, me gusta el estilo de la liga holandesa porque todos intentan jugar y eso es algo que a mí me gusta, por lo que no se me hizo difícil adaptarme a ese estilo de juego. Cuando llegué al club me acompañaron mucho mi familia y mis amigos, también tenía muchos compañeros sudamericanos que me ayudaron para que se me haga todo más llevadero. Después, una vez que ya estás en competencia, tenemos partidos cada tres o cuatro días y no sos consciente… Cuando te das cuenta, ya estás acá por jugar una final, je. No tenés ese tiempo de descanso para ponerte a pensar mucho todo lo que está pasando…

Mirá también

-¿Llegás a darte cuenta dónde estás, lo que lograste, al nivel que competís o no caés en todo eso todavía?

-(Piensa unos segundos). Creo que llega un punto en el que lo normalizás. Por ahí decís “voy a jugar contra este equipo que es fuerte, que tiene a tal entrenador o a determinados jugadores”, pero no deja de ser un partido de fútbol en el que salís a jugar y a intentar ganarlo. De vez en cuando, me pongo a pensar en todo lo que fue San Lorenzo y hoy lo disfruto, pero porque ya lo viví. En el momento, quizá por la situación, el ambiente, los resultados que a veces no se nos daban, me costaba más. Pero al verlo en el tiempo, me acuerdo del vestuario, de un montón de cosas que viví en ese lugar y me doy cuenta de que lo pasaba bien. Hoy me está pasando algo de eso acá en Feyenoord.

-Volviendo al tema de la Selección, ¿te imaginás con chances de ir al Mundial o pensás, como podía ser en Italia, en algo más a futuro?

-(Sonríe). Te voy a responder lo mismo que digo cuando hablo con mis amigos: la ventana está abierta y yo voy a escalar hasta tratar de meterme por esa ventana. Si no llego, no llego… Pero lo voy a dar todo para poder tener esa chance de poder estar en el Mundial.

-¿Qué le podés dar a la Scaloneta?

-De mi parte, siempre voy a tratar de dar lo mejor de mí, tanto dentro de la cancha como afuera, intentando entrar lo más rápido posible en el grupo. Pero después, en definitiva, el que tendrá que tomar la decisión, por sí o por no, es el entrenador.

El único argentino en una final europea en esta temporada

No es una final más para los argentinos. Es que el duelo que definirá al campeón de la flamante Europa League 2 o Conference League (aceptados ambos nombres) será el único partido decisivo de la UEFA que cuente con presencia Argentina gracias a Marcos Senesi, quien con su Feyenoord intentará coronarse ante la Roma de Mourinho el próximo miércoles (16.45 hora argentina) en Albania.

“Creo que todavía no estamos siendo muy conscientes de lo que estamos haciendo como equipo. Cuando yo llegué habíamos clasificado a una final (la Copa de Holanda) que se suspendió por el Covid y ahora llegamos a una nueva final europea”, contó sus sensaciones el defensor cuando se metió de lleno en el próximo compromiso que tendrá en apenas unos días.

El torneo se está disputando por primera vez este año y entonces tiene un sabor especial la posibilidad de tenerlo antes que nadie: “Es una nueva copa que todavía no la tiene nadie, eso es algo lindo y queremos hacer historia en el club”. Además, claro, para él también será una nueva experiencia. “Para mí es la primera final que voy a jugar y espero que sea de la mejor manera para poder ganarla”, afirmó.

Además, se animó a evaluar cómo llega cada uno de los equipos: “Nosotros ya terminamos la liga y vinimos a Portugal para hacer como una mini pretemporada y, a la vez, preparar el partido, lo que puede ser una ventaja. Pero ellos van a llegar con más ritmo porque están jugando partidos importantes”.

El momento complicado que vive San Lorenzo

Duele ver que los resultados no se le dan, pero creo que el club en algún momento se va acomodar, como siempre lo hace, y va a volver a salir adelante. En su peor momento se salvó del descenso y después ganó la Libertadores, yo viví todo eso… Esto es fútbol y por eso creo que en cualquier momento las cosas se van a dar vuelta y va a volver a estar donde todos creemos que se merece estar“, comentó Senesi sobre su anterior club, donde estuvo desde los 12 años hasta el 2019, cuando fue transferido a Europa y en el que debutó en Primera en 2016, llegando a jugar más de 70 partidos con la camiseta azulgrana, donde aún hoy los hinchas lo quieren y lo recuerdan. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *