Penal bien cobrado y adelanto correctamente sancionado

Moría el partido en un pálido empate hasta que una jugada en el último minuto cambió el rumbo. Portillo se metió al área y cuando intentó asistir a un compañero fue derribado por Izquierdoz. Yael Falcón Pérez vio la falta y le mostró la segunda amarilla al defensor de Boca, pero en primera instancia juzgó que la infracción había sido afuera. Sin embargo, el VAR lo corrigió y determinó el penal.

Ya en la pena máxima pateó Troyanski y Javi García contuvo el remate. Pero otra vez se revisó por video y se dieron cuenta que el arquero Xeneize estaba con los dos pies afuera de la línea del arco. Por ende, debido al adelantamiento, había que repetir el tiro. Ahí, en su segunda chance el delantero de Unión no falló y sentenció el 2-1 definitivo.

Mirá la jugada del final en la que el cuerpo arbitral actuó correctamente

¿Hubo invasión?

En una de las repeticiones se puede ver que en la ejecución del segundo penal por parte de Troyansky hay dos jugadores de Unión pisando la línea del área. El VAR no juzgó que haya habido invasión porque Falcón Pérez había determinado que tras la ejecución no iba a haber rebote, por ende no podía haber participación de otros futbolistas en la jugada. 

El momento en el que Troyansky ejecuta el penal.

El momento en el que Troyansky ejecuta el penal.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *