Patronato-Boca, un cruce bajo la lupa

“Quieren bajarnos, no saben cómo hacer”. La bandera colegada dentro del estadio Presbítero Grella desde mitad de esta semana ilustra el clima que se vive en Patronato desde la derrota con escándalo sufrida ante Barracas. Hay bronca, hay alta sensibilidad con la AFA y los árbitros, hay una herida que necesita no volver a pasar por ningún fallo en contra para sanar. Así, en ese escenario, llegó Boca a la provincia de Entre Ríos para visitar al Patrón por la fecha 11 de la Liga Profesional, en un duelo que estará bajo la lupa…

Mirá también

Mirá también

Boca es invitado que nada tiene que ver con la semana agitada que vivió el club local, con cuatro jugadores y el entrenador de arquero detenidos el martes por la noche luego de que explotaran en la cancha por los fallos bochornosos a favor del club de Chiqui Tapia. Para peor, mientras los cinco integrantes de la delegación declaraban en la fiscalía, los responsables del arbitraje sostenían en TV que no tenían nada de qué arrepentirse y que actuaron bien en todas las situaciones cuestionadas.

Pero es lo que le tocó a Boca y hacia allí fue, con cierta atención puesta en que todo ese lío no le juegue en contra con el pito de esta noche. “Hay tranquilidad igual, confiamos en Tello, es serio y de lo mejor”, contaron desde las oficinas del club.

La bienvenida fue como cada vez que la delegación xeneize deja Buenos Aires para viajar al Interior del país, con una multidud rodeando al micro que cerca de las 15 dejó a los jugadores en el tradicional hotel con vistas al Paraná, con bombos, redoblantes, globos, banderas, pasacalles, bombas de humo azul y amarillo, y los cantitos de siempre.

“No me importan lo que digan, no me importan los demás, yo te sigo a todas partes, cada vez te quiero más…”, alentaron a cada paso a sus ídolos.

Mirá también

Sin Darío Benedetto, quienes se llevaron todas las miradas fueron el flamante capitán Marcos Rojo y los pibes Alan Varela, Exequiel Zeballos y Luis Vázquez. Varios de ellos se acercaron a las vallas para saludar, firmar autó grafos y sacarse algunas fotos.

A partir de las 18 de este domingo, Ibarra y su equipo irán por su primera victoria como visitante del ciclo, luego de ganar dos en la Bombonera y caer dos afuera, uno ante San Lorenzo y otro frente a Argentinos. Y en busca de la regularidad, de dos triunfos en fila, para consolidar el buen rendimiento conseguido en el triunfo cómodo ante Estudiantes.

Para eso, la apuesta del entrenador es mantener una base, el famoso 11 de memoria de Alfio Basile, uno de sus maestros, salvo por la baja obligada por lesión de Benedetto y la inclusión de Vázquez.

Mirá también

Patronato, por su parte, sigue sin digerir lo ocurrido contra Barracas. De la bandera colgada en el estadio, pasando por la bronca en las redes sociales, a un banderazo en apoyo a los jugadores y cuerpo técnico en la plaza 1º de mayo, sobre la calle Urquiza, frente al hotel en el cual estaba concentrado el plantel del Patrón.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *