Oeste es el camino

El crecimiento es constante. SportClub se ha distinguidon en sus casi 30 años por su constante expansión. Sin embargo, tal criterio también se aplica indoor: cada sede, al mismo tiempo que la cadena se extiende a lo largo y ancho del país, también elige los caminos ideales para poder alcanzar su mejor performance, ampliar las variantes para sus socios, otorgarles mayores facilidades y clases para que se entrenen dentro de los estándares de alta calidad que distinguen a la firma.

Y Almirante Brown, la sede que hace ocho meses fue inaugurada en el corazón de San Justo, se encuentra desarrollando un proceso de crecimiento interno. Y con una meta clara: alcanzar los 1.000 socios a corto plazo. Pero, ¿cómo?

Si SportClub Almirante Brown consiguió ya 700 asociados en poco más de medio año de vida es por su compromiso con el entrenamiento. Bajo la conducción, como gerente comercial, de Alejandro Sganga, y Julián Gutiérrez en la gerencia operativa, el club potenció sus alternativas dentro de sus amplios y luminosos salones. ¿Cuáles? Dentro de la grilla se puede acceder a las clásicas SportFunctional, BodyCombat, SportCycle y Zumba. A la vez, también tiene nuevos espacios, como el de entrenamiento infanto juvenil para que se entrenen chicos y jóvenes de distintas edades. También existen espacios destinados a las personas que tienen movilidad reducida o que requieren ejercicios adaptados por determinadas cuestiones de salud.

Y durante los fines de semana también hay más tiempo para aprovechar dentro de los salones: se estiró en un 50% la grilla horaria, lo que permitió una mayor afluencia de socios. Una estrategia más para que se aprovechen a full los 2.100 metros cuadrados que ofrece SportClub Almirante Brown.

Pero además se agregaron máquinas para que los socios siempre tengan un aparato a disposición, incluso en las horas pico. A las 30 bicicletas que están ubicadas en el salón de Cycle, también se agregaron 14 máquinas extra -entre ellas, cuatro cintas nuevas- para que nadie tenga que esperar para dar su siguiente paso dentro de su programa de entrenamientos. De ese modo se optimizan los procesos de entrenamiento dentro del club.

Y así, se prevé que en breve se logre ese gran paso de los 1.000 socios. Pero no como línea de meta: será un incentivo para seguir con ese crecimiento para que una sede de excelencia, a una cuadra de la plaza Almafuerte, en el corazón de zona Oeste, continúe dándole para adelante.

Con el impulso que te da hacer las cosas de la mejor manera.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *