“Nunca voy a modificar mis convicciones”

El 6 de julio, el día después de la dolorosa e insólita eliminación en octavos de final de la Copa Libertadores a manos de Corinthians, el ciclo de Sebastián Battaglia llegaba a su fin en Boca. La decisión fue unilateral: Riquelme y el Consejo le bajaron el pulgar al ciclo del santafesino, que a poco más de un mes de ese cierre abrió la boca. Y habló de todo. Por empezar, que “no estoy de acuerdo con las formas” de su salida…

En charla que mantuvo con el youtuber Ezzequiel, Battaglia fue al grano ante cada pregunta al hueso. ¿La primera? Si su relación con JR era la misma de antes y si había vuelto a hablar con el vice… “Teníamos las charlas que teníamos que tener. Después se dio la posibilidad de entrar a trabajar al club. Hoy no he vuelto a hablar desde que me fui pero no tendría problemas de sentarme a charla porque siempre lo hemos hecho como dos personas civilizadas“, expresó, en tono pacificador.

Aunque luego, cuando fue consultado sobre la peculiar forma dirigencial que tiene Boca en relación al Consejo de fútbol, el León confesó que “no es lo mismo hablar con uno que hacerlo con cinco…”. Y al referirse sobre la toma de decisiones que tuvieron desde la dirigencia, se encargó de mantenerse de su lado de la vereda: “Son diferentes opiniones, puntos de vista… A veces podés estar de acuerdo, y otras no. Pero mis convicciones nunca las voy a modificar. Siempre voy adonde sea…“.

Battaglia y su charla cuando se fue de Boca

Ahora bien, en lo futbolístico el propio Battaglia dijo que “podemos discutir de la irregularidad en cuanto al juego, pero en cuanto a efectividad y resultados…”. Por caso, se aferró a sus números (59 PD: 29 triunfos, 17 pardas y 11 derrotas) y no dudó en afirmar que con esos números “cualquier entrenador estaría dirigiendo” y que tendría que haber seguido en el cargo.

¿Más? Sí. El youtuber le preguntó si volvería a Boca con esta dirigencia… ¿Respuesta? Bastante protocolar, evitando cerrar puertas… “Y… A ver. Todo siempre se puede hablar y proyectar cosas. Hoy no me lo imagino pero quién sabe en un futuro… Con la dirigencia que esté, o con otra… A Boca hay que ponerlo siempre por delante de todo y pensar en su bien. He vivido un montón de cosas lindas ahí y en el futuro veremos qué nos depara…”, dijo Seba.

Mismo cuando se refirió al ciclo actual de Hugo Ibarra, el propio Battaglia aprovechó para “desearle lo mejor” y agregar que “si bien creo que no es que se haya armado pensado, se acomodaron para poder salir en este momento… No sé si seguirá el día de mañana o no, pero siempre deseándole lo mejor y que se le den los resultados“.

Mirá también

Y si de temas picantes se trata, el ex DT xeneize -que hoy está en la órbitra de Colón de Santa Fe– aseguró que “estaba al tanto” de la charla que había tenido el plantel por el tema premios previo al duelo decisivo con Corinthians y no anduvo con vueltas.

Mirá también

“Puedo estar de acuerdo si era lo mejor o no (por el momento del cónclave), pero en la decisión de los demás a veces uno puede influir como no… Era un partido importante para tomar esa decisión (la idea de no concentrar), pero sí la apoyé en su momento porque era una decisión que tomaron ellos. Después, cada uno se tiene que hacer cargo de las decisiones”, analizó Battaglia en relación a ese cortocircuito plantel-dirigencia y que, paradójicamente, terminó siendo el último partido de su ciclo…

Otras frases de Battaglia

¿Se arrepiente de haber dicho que Boca tendría que haber pisado más fuerte en le mercado de pases?
No me arrepiento. Nunca pensé en herir sentimientos de nadie… Todos los entrenadores tienen la posibilidad de plantear y pedir refuerzos o situaciones para mejorar, pero fue una respuesta a una pregunta. La no renovación de Salvio, por ejemplo, pensábamos en tener más variantes ahí. En dos o tres posiciones, no más que eso…”.

¿Podría dirigir a otro grande que no sea Boca?

Sí. Si los proyectos son buenos y nos convence la idea, obviamente que uno está dispuesto a seguir y crecer en la carrera como entrenador. Fernando (Gago) está en Racing, y con pasado en Boca, como otros tantos entrenadores…”.

La decisión de separar a Almendra.

“Después de lo que pasó con Agustín no volví a hablar. No hubo practicamente conversación después de eso. No me costó, porque la falta de respeto grave era algo que tenía que hacer como cabeza de grupo. Sí después hubo cuestiones para ver si se podía solucionar, pero yo trataba de mantener la armonía grupal que era lo más importante. Nunca viví algo semejante…Es un gran jugador y tiene un gran futuro, pero sí tiene que aprender y estas cosas servirle para su futuro”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *