“No quiero dañar mi carrera”

Hace unos meses se filtró que Julian Nagelsmann, entrenador del Bayern Munich, estaba en pareja con una periodista que solía cubrir al equipo alemán. El deté fue fue fotografiado en Ibiza a finales de junio a bordo de un yate acompañado por Lena Wurzenberger y rápidamente los portales de noticias alemanes se encargaron de difundir la noticia. Sin embargo, ahora el técnico de 35 años contó lo compleja que es la situación para ambos.

Mirá también

La comunicadora de 30 años tuvo que dejar de estar a cargo de las coberturas y tampoco podrá seguir vinculada con la institución de Munich. Por su parte, Nagelsmann habló por primera vez sobre su relación y en una entrevista con el medio Faz exclamó: “Verdaderamente no quiero dañar mi propia carrera”. 

Mirá también

“Como entrenador, dependes al 100% de cómo tus jugadores implementan tus ideas. Realmente entiendo que esta acusación pueda llegar… ¿pero en qué interés debo decirte algo?”, agregó el preparador.

Mirá también

Además analizó en profundidad los riesgos que tiene ya que si se filtrara algo sobre el equipo sería “el primero en ser despedido”. Por otro lado, el deté sabe la importancia de que sus jugadores confíen en él y busca cuidar que su relación personal no influya en su trabajo. 

Mirá también

Bayern campeón

La competencia oficial puso primera en varios países de Europa. Entre ellos, Alemania. Porque el 30 de junio se jugó la final de la Supercopa entre Leipzig y Bayern Munich. Duelo entre el último ganador de la Copa teutona y el que se quedó con la Bundesliga. En un choque plagado de goles, los dirigidos por Nagelsmann levantaron un nuevo trofeo tras imponerse por 5-3. Partidazo.

Mirá también

El trámite no fue sencillo para el Munich, pese a haber terminado 3-0 arriba el primer tiempo. Musiala -buen derechazo-, Mané -gran jugada colectiva y primer gol para el senegalés- y Pavard habían anotado para Bayern. ¿Historia liquidada? Para nada.

Mirá también

Hastengerb descontó antes de los 15 minutos del segundo tiempo y, pese al posterior 4-1 señalado por Gnabry, Leipzig no bajó los brazos y asustó al finalmente ganador. Nkunku -de penal- y Dani Olmo achicaron la desventaja. Y ya en tiempo de descuento, cuando el equipo que pertenece a la famosa firma Red Bull apretaba, Bayern lo liquidó: despeje largo, captura de Sané y excelente definición mano a mano en el área con un defensor y el arquero adversario. Pelota para allá, para acá, desparramo de ambos y remate para el 5-3 final.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *