mojó por tercera vez en un mes

El ciclo de Sebastián Battaglia como entrenador de Boca ya tuvo varios capítulos. Y como en toda la historia, hubo algunos buenos y otros que no tanto. Pero, sin dudas, el gran nivel de Agustín Almendra es uno de los factores a destacar de la breve etapa del DT que reemplazó a Russo en el banco.

Es que el futbolista de 21 años no sólo es el volante más regular y de mejor rendimiento del equipo en los últimos tiempos, sino que también viene aportando una importante cuota goleadora. Y este lunes, ante Aldosivi, el mediocampista volvió a anotarse en el marcador después de colocar contra un palo un cabezazo que tomó del rebote de un disparo que él mismo había estrellado en el travesaño.

Mirá también

Mirá también

Y no es casualidad. Hace poco menos de un mes, Almendra había metido su primer gol en la Liga Profesional cuando selló el 2 a 1 parcial de Boca frente a Lanús, por la fecha 15. Una semana después, ya en la jornada 16 del certamen, abrió el triunfo del Xeneize en su visita a Huracán. Ambos gritos fueron gracias a su buen remate de media distancia, una virtud que tiene desde su época en Inferiores pero que recién logró explotar en Primera durante los últimos partidos.

Y claro, tres gritos en el campeonato no sólo es un buen número para un volante que hasta acá había marcado la misma cantidad de goles en todo su ciclo en Boca, desde aquel debut en abril de 2018. También, es una gran cifra para todo el equipo, ya que de esta forma Almendra se convirtió en el segundo goleador del ciclo Battaglia, solamente superado por Vázquez, el 9 que ya mojó en seis oportunidades contando la Copa Argentina.

Mirá también

Mirá también

“Lo vamos a disfrutar poquito acá, porque juega a otra cosa”, había dicho en una entrevista Juan Román Riquelme hace unos días. Y sí. Almendra es seguido desde Europa desde hace ya varios años, incluso durante la gestión de Angelici. Por una razón u otra, nunca terminó emigrando y se quedó en Boca, incluso atravesando una situación personal complicada que lo llevó a evaluar retirarse del fútbol durante el 2020.

El resto de la historia es conocida. A principio de este año, Marcos Rojo llegó a Boca y a la vida del volante. En una sesión de kinesiología pegaron buena onda y no se separaron más. El ex United se convirtió en referente, amigo y guía de Almendra, ayudándolo a ordenar su cabeza y sus problemas, para convertirse en lo que es hoy: figura y goleador del Boca de Battaglia.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

LOS GOLES DE ALMENDRA EN EL TORNEO

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *