Messi, titular en Uruguay

El viernes, a las 20, cuando el árbitro venezolano Alexis Herrera pite el inicio del partido en el estadio Campeón del Siglo, Lionel Messi estará ahí, con la 10 y la cinta de capitán, al frente de la Selección Argentina que, ante Uruguay, buscará de dar un paso más de cara a Qatar 2022. Sí, Leo va a jugar, y que tomen nota desde Montevideo hasta París.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Su día con la Selección

Ayer, cuando el reloj marcaba a las 16.54, el rosarino se llevó todos los flashes cuando irrumpió en la práctica abierta en el predio de la AFA. Con De Paul como estampilla, y una sonrisa de oreja a oreja, Messi se sumó a la entrada en calor junto a todos sus compañeros -a excepción de Leandro Paredes- y puso en marcha la máquina. Después de un lunes en el que se movió de manera diferenciada, aunque con “buenas sensaciones” (le habían contado a Olé), en estos movimientos ante los ojos de la prensa -y del mundo- no se evidenciaron molestias ni dolor. La rodilla izquierda respondió; y el isquiotibial de la misma pierna, también. Hubo un loco, aplausos, risas, un Lionel Scaloni que se acercó al oído a decirle algo, algunos piques con cambio de ritmo, la pelota aliada de su zurda que va y vuelve… Fueron 35 minutos así. Livianos, es cierto, aunque en movimiento. Y Leo está bien.

Cuando llegó la segunda parte del entrenamiento, el 10 no apareció con el grupo. Su imagen se perdió más al fondo del predio, en otra cancha, junto a Paredes. De los 34 citados, fueron los dos que trabajaron aparte. ¿Hay que alarmarse? Para nada. No fue algo repentino sino que estaba previsto. Para cuidarlo. No había necesidad de exigirlo en la intensidad que demanda un reducido, con freno y aceleración y pases a un toque. Messi reguló, para llegar entero al viernes.

¿Conflicto con el PSG?

Cuando el Lio DT llamó al Lio jugador antes de confirmar la lista, en días en los que el 30 del PSG pasaba más tiempo la camilla que en el campo de entrenamiento, y su salida ante el Lille había generado un nuevo interrogante en su estado físico, el 10 de la Selección le dijo claro: “Viajo y estoy para jugar los dos partidos”. Aunque el debate está abierto: ¿puede jugar los 180 minutos? ¿Mauricio Pochettino no lo pudo usar en los últimos dos partidos y en la Selección va a estar en los clásicos ante la Celeste y Brasil, el martes?

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Tras esos 45 minutos ante el Lille, por la Ligue 1, el 29 de octubre, Messi se perdió los duelos ante el Leipzig por Champions (3 de noviembre) y contra el Bordeaux (el 6), por el torneo. Si fuera por su club -al menos, por Leonardo, secretario deportivo-, la Pulga no debería siquiera haber viajado a la Argentina (y tampoco Paredes). “No estamos de acuerdo en dejar entrenar en la selección a un jugador que, para nosotros, no está en forma física o que está en fase de rehabilitación. Esto no tiene sentido, y este tipo de situaciones merecen definirse en un acuerdo real con la FIFA”, soltó el brasileño (sin dar nombres propios), por esta continuidad de viajes en un calendario sumamente apretado entre los compromisos de los clubes y los de las selecciones. Pese a todo, Messi igual viajó, ¿y lo hizo acaso para estar sentado en el banco o mirar desde la platea? De ningún modo.

¿Qué le duele a Messi?

Las dolencias de Leo son por un golpe en la rodilla izquierda, que se llevó en Venezuela por las Eliminatorias (el 2 de septiembre, hace ya dos meses) y una molestia en el isquiotibial, que se sobrecarga por el cuidado que él mismo hace de la pierna afectada. Por esa razón, la semana pasada, el rosarino viajó de modo exprés a Madrid para una consulta médica, que consistió en la aplicación de plasma rico en plaquetas, un tipo de tratamiento médico que busca regenerar el tejido muscular lesionado, con la propia sangre del paciente. El PSG lo mira de costado, aunque la rehabilitación de Messi beneficia da todos, tanto al París como a la Selección. Este miércoles por la tarde, el 10 seguro intensifique la puesta a punto de cara a un partido que puede dejar a la Argentina más cerca del pasaje al Mundial.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *