Maxi Rodríguez, el crack de la lealtad

A veces, la vorágine nos impide ver lo que tenemos delante de las narices. Muchas veces, lo que ocurre es que empezamos a darles real dimensión a los ídolos, cuando se van. Y el retiro de Maxi Rodríguez no hace más que resaltarnos que deja el fútbol un crack contemporáneo. Ese que nació con Olé brillando en las Inferiores de Newell’s, que se metió en las tapas de este diario con aquel inolvidable Mundial Sub 20 del 2001 y que después fue uno de los referentes de la Selección durante más de 12 años, jugando tres copas del mundo, haciendo dos de los goles más festejados en este siglo en los mundiales (el zapatazo a México en el 2006, el penal definitorio a Holanda en 2014). 

Mirá también

Pero Maxi, que arrancó con Bielsa y terminó con Martino en el predio de Ezeiza, es mucho más que un enorme jugador, un volante con gol, que desparramó su fútbol por España (Espanyol y Atlético Madrid), Inglaterra (Liverpool) y Uruguay (Peñarol).

Mirá también

Maxi mostró un camino. El de la lealtad. Nació en Newell’s, se fue de pibe a Europa y decidió pegar la vuelta pronto, cuando aún estaba para seguir incrementando su cuenta bancaria en el Viejo Continente. Y regresó por amor a los colores y el destino le regaló ese título, el del 2013, el del equipo del Tata, con Heinze, Scocco, el Patón Guzmán y ese sentido de pertenencia tan particular de los surgidos en la cantera leprosa.

Tuvo sinsabores en su vuelta, se fue entre lágrimas a Uruguay, pero decidió intentarlo nuevamente. Y a los casi 41 años (los cumple el 2/1), sigue dando la cara en un club repleto de inconvenientes: cosechó puntos gracias a su talento (el gol a Central Córdoba) para intentar huirle al fondo la tabla de promedios, para mantenerse en la elite como hace 57 años.

Mirá también

A Maxi le quedan tres funciones: en la Bombonera, en el Coloso (ante Banfield) y en el Nuevo Gasómetro. Buscará aportar un poco más para dejar a su Newell’s más aliviado. Su legado ya es inolvidable.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *