Matador mareado – Olé


Desde su vuelta al básquet nacional, San Lorenzo había ganado casi todo. Sumó copas en la Liga Nacional, Liga de las Américas, Súper 4 y Supercopa de la Liga. El único casillero que tenía un asterisco era el Súper 20. En 2017 había perdido con Instituto de Córdoba y en 2018 lo había amargado Quimsa en la final. Sin embargo, desde anoche, el Ciclón levantó esa cuenta pendiente. En Comodoro Rivadavia, justamente frente a los santiagueños, el ahora conjunto dirigido por Néstor García se tomó una nueva copa, la primera de la mano del Che. En la definición, el equipo de Boedo se llevó la victoria por un trabajado 92-91, en el Socios Fundadores. Juan Brussino, base del perdedor, tuvo el triple de la victoria en la última.

Mirá también

En el marcador queda reflejado el alto nivel entre ambos. Si en cualquier partido de la Liga Nacional es difícil ver a un equipo marcando más de 90 puntos, en este caso fueron los dos. Los mejores aciertos llegaron en el tercer cuarto, que terminó igualado en 30. Previo a esta situación, el Matador había hecho muy bien los deberes para conseguir seis puntos de ventaja al entretiempo.

La figura en el ganador fue Dar Tucker, importante en los momentos calientes. El jordano, autor de 16 puntos, fue el máximo anotador del juego. Completó la planilla con 4 rebotes y 2 asistencias. También estuvo fino José Vildoza, que marcó 13 tantos.

Mirá también

“Estamos muy contentos porque este era un campeonato que el club no tenía, así que eso nos da alegría. Jugamos contra un gran equipo, que se nos acercó, pero nosotros dominamos el juego. Fuimos un justo ganador”, recalcó un emocionado García.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *