Marcos Rojo y el altercado por los secadores: “Secame allá”

No le faltó nada al clásico que Independiente y Boca disputaron bajo una tormenta en el Libertadores de América – Ricardo Bochini. Un expulsado, polémicas, cuatro goles y el condimento especial de un diluvio que, bajo una ola de cuestionamientos, hizo que Facundo Tello interrumpiera las acciones para que la lluvia, o el drenaje, cesara.

El disgusto de los protagonistas, incluidos ambos entrenadores, y gran parte de los espectadores, estaba radicado en que apenas faltaban un puñado de minutos para completar el encuentro, cuando el referí decidió suspenderlo de manera provisoria. Acto seguido, acompañado por el clima que colaboró, personal del Rojo ingresó al campo de juego con secadores para quitar el agua acumulada en diversos sectores. Allí se produjo una pelea insólita entre Marcos Rojo, los empleados del club y otros jugadores.

Mirá también

“Secame allá”, le indicó el zaguero a uno, mientras éste trabajaba a contrarreloj y de forma improvisada para que el partido se reanudara. ¿El motivo? El hombre de Boca entendía que la mitad del campo rival tuvo prioridad y mejor labor, mientras que su propia área apenas estaba siendo drenada, suponiendo una ventaja para los minutos restantes de juego. Incluso a una de las personas el defensor llegó a empujarla para señalarle que se apurara y que secara mejor. Claro, algunos jugadores del local no estuvieron de acuerdo con su accionar y empezaron los empujones, que por suerte no pasaron a mayores. 

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *