Marcelo Tinelli, último bloque

Cuando, crecientemente, en las últimas semanas San Lorenzo (la dirigencia residual y los hinchas) le venía pidiendo a Marcelo Tinelli que se decidiera a terminar su licencia y volver o renunciar de una santa vez y abrirse, en realidad lo que le estaban reclamando es esto último: que se fuera.

El conductor, que se resistía a quedar como el único malo de la película, finalmente ha dado el mejor paso que, como están hoy las cosas, podía dar.

Mirá también

Su irrupción en la dirigencia del fútbol estuvo rodeada de la espectacularidad y la pompa de toda su despampanante figura mediática. Lo precedía la experiencia en el vóley de Bolívar, una capacidad difícil de igualar para firmar cheques, conseguir sponsors y aportantes, atraer personalidades y negociar, desde sus casi 40 puntos de rating en la tele, cara a cara con cualquiera sin que nadie quisiera indisponerse con él.

Lo impulsaba, además, una ambición de impredecibles límites: presidente campeón, capo de la AFA, y quién sabe qué papel en la política nacional. Con él como cara visible, San Lorenzo revirtió la herencia encontrada, zafó del descenso y armó un equipo que ganó por primera vez en su historia la Copa Libertadores, además de adueñarse del básquet nacional y pasear ese equipo por Sudamérica y la NBA.

Ahí tocó, literalmente, el cielo con las manos: le llevó la Copa al Papa (Foto:DYN / Twitter).

Ahí tocó, literalmente, el cielo con las manos: le llevó la Copa al Papa (Foto:DYN / Twitter).

Mirá también

Con él como cara cada vez menos visible entre licencias y actividades múltiples, así como Bolívar desapareció del vóley, se cayó la pelota naranja del Ciclón y hoy el fútbol arde. La billetera feliz pasó a ser deudas y reclamos. Y en la AFA se lo comieron en un pancho, con Chiqui Tapia a la cabeza.

Se retira ahora a ver arder el fuego, a ver qué pueden hacer en esa tierra arrasada los que integraban su equipo original pero convalidaban todo lo que él decidía.

Y, fana irremediable, quizá quedará esperando volver algún día, apelando a que los socios recuerden la Copa y no este final.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *