“Los rivales nos quieren ganar”

Claro, no es lo mismo que antes y eso Lionel Scaloni lo sabe bien. Ahora la Selección Argentina es el campeón vigente de la Copa América y aquellos a los que les toca enfrentarla, la miran con otros ojos. “Ahora los rivales nos juegan de otra manera, quieren ganarnos y vamos a tener que acostumbrarnos porque esto va a seguir sucediendo”, afirmó el DT tras el 0-0.

El entrenador no pecó de soberbio, soltó la frase en medio de su análisis y después de señalar que el equipo de Eduardo Berizzo modificó parte de su estilo para este encuentro. “Paraguay es un rival muy duro, pero por momentos cambió la forma de jugar por nuestra manera de atacar”, aseguró.

Mirá también

Si bien su equipo no pudo llevarse el triunfo, el DT dejó en claro varias veces que se fue de Asunción con “buenas sensaciones”. ¿Qué es lo que lo dejó conforme? “Solo nos faltó el gol, sobre todo en algunas jugadas que fueron muy claras, y más allá de que Paraguay nos complicó en alguna contra, fuimos los dominadores del partido”, explicó.

Lo que le importaba a Scaloni es que su equipo no resignara en ofensiva. “El equipo nunca bajó los brazos y siguió intentando”, destacó. Pero además, valoró el hecho de que se buscara llegar al arco de Silva por distintos caminos: “Primero buscamos con mucho pase entre líneas, que fue el momento donde mejor estuvimos y creamos muchas situaciones. Y después, los últimos diez o 15 minutos, buscamos con más velocidad y profundidad porque el partido estaba más abierto, pero tampoco se nos dio”.

Mirá también

Claro, la conclusión del entrenador fue que su equipo, en líneas generales, fue más. “El primer tiempo fue casi todo nuestro y, por ahí, el segundo fue un poco más igualado pero igualmente fuimos superiores. Es lo que tiene este deporte, que aunque seas superior, a veces el resultado no te acompaña”, se lamentó.

Pensando que todavía le quedan los cruces con Uruguay (domingo a las 20.30) y Perú (jueves a las 20.30), al DT le preocupa poder tener a todos sus jugadores a disposición y por eso la salida del Huevo Acuña encendió las alarmas. “Esperemos que lo de Marcos no sea nada. Tenía una molestia y preferimos no arriesgarnos porque nos quedan dos partidos importantes y tenemos que andar gestionando este tipo de cosas para poder tenerlos a todos”, concluyó.

Mirá también

Todas las chances que tuvo Argentina ante Paraguay

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *