Los héroes silenciosos de Messi

Son los héroes detrás del gran héroe. Sí, detrás del talento de Messi, hay gente, mucha gente que es importante para el mejor del mundo. Gente, que fue mucho tiempo anónima y, que a partir de la trascendencia del capitán, empezó a tomar relevancia. Una relevancia que ellos no buscan, que ellos no quieren, pero que ya disfrutan. Como Leo disfrutó el Mundial.

Hay dos personas en la interna de la Selección, en la diaria, en la chiquita que no se ven, que son indispensables para que Leo ame tanto a la camiseta como la ama. Por un lado, está Omar Souto, el histórico administrativo de las Juveniles que tuvo un rol protagónico para que el talento de Messi no juegue en España y sí en la Argentina. Y el Viejo, como le dicen por ser la persona más grande de la delegación y porque ya tiene 71 años, es además el papá del segundo de los utileros.

Allá por el 2003, alertados después del Mundial Sub 17 de Finlandia, en AFA empezaron a averiguar datos de un tal Leo Messi. No había registros, solo algo en Newell’s y el conocimiento de Claudio Vivas. Entonces, para intentar ubicarlo, Omar, en aquel momento en Juveniles y desde hace tiempo Gerente de Selecciones Nacionales, sacó a relucir una receta que a muchos jóvenes les puede parecer inverosímil. “Me fui del predio de Ezeiza a un locutorio de Monte Grande. Pedí una guía telefónica de Rosario, sólo sabíamos que era rosarino. Arranqué la página donde estaban los números de los Messi, hice una llamada cualquiera a mi casa para justificar que había entrado y volví al predio a rastrearlo. A la primera que ubiqué fue a la abuela. La abuela de Lionel me pasó el contacto del tío. El tío, el del padre. Llamé al padre, me presenté y le dije que queríamos contar con su hijo, con el detalle de que le erré al nombre: siempre había escuchado que Leo es el apodo de los Leonardo”, cuenta el momento clave de cómo dieron con Jorge Messi y después vendrá la historia más conocida… El amistoso con Paraguay en la cancha de Argentinos Juniors para blindarlo, aquel 29 de junio de 2004.

Mario Di Stéfano (utilero) y OtamendiMario Di Stéfano (utilero) y Otamendi

Para que llegara ese partido, tuvo que darse el primer entrenamiento. Leo llegó al predio con 16 y cumplió los 17 años preparando su debut. No conocía casi a ninguno de sus compañeros, salvo a Lautaro Formica, con quien había compartido Infantiles en Newell’s. Y ahí se dio el primer acercamiento entre Mario Di Stéfano, el utilero de los Juveniles y el pibito de Barcelona. Y Marito fue el primero en acercarle un mate… “Cuando llegó era un pibe re introvertido. No hablaba, se tocaba la nariz. Le decía que viniera a tomar mate. Cuando al jugador le pasa algo, al primer lugar al que va es a la utilería”, cuenta Marito, famoso por la publicidad de YPF.

YPF MaritoYPF Marito

Omar Souto recuerda cómo fue ese primer entrenamiento, esa primera vez en Ezeiza, en junio de 2004. “Llegó acompañado por el padre y el representante. Salió el preparador físico, que era (Gerardo) Salorio y le dijo: ‘Si no te cortás el pelo, no podés jugar’. Decí que no le hizo caso, ja. Tenía unas ganas de jugar para Argentina… Me da mucha bronca cuando decían que no sentía la camiseta. Hablando con los dirigentes de España en Mundiales, se acercaban y nos comentaban: ‘Lo tentamos de todas las formas posibles, y nunca quiso jugar para nosotros’.

Marito, que durante el Mundial cumplió más de 30 años trabajando en la AFA, podría escribir el libro de las memorias de Messi. Porque Leo lleva 18 años (y contando) en la Selección y él fue su único utilero, más allá de que ahora trabaja junto con Juan Cruz Souto y con Nico Pe. Entonces, De Stéfano sabe de cada uno de los torneos que ganó y perdió, pero siempre se queda con el primero, con el Sudamericano Sub 20 de Colombia, en enero del 2005. “Venía siempre a tomar mate con Lavezzi y Barrientos a la habitación. Era una banda hermosa de pibes y Leo siempre fue uno más”, relata de la piedra fundacional del amor, allá en Pereira y Manizales, en aquel torneo inicial. Después, Marito y Souto estuvieron en las cinco vueltas olímpicas que Leo dio con la Selección: el Mundial Sub 20 de Holanda 2005, los Juegos de Pekín 2008, la Copa América de Brasil en 2021, la Finalissima y de este Mundial, que será por siempre la unión de todos los polos de la historia. El crack, el utilero y el administrativo. Cada uno lo hizo. Y todos lo disfrutamos.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *