¿Los argentinos odiamos a Brasil?

¡Qué lindo que es escuchar los cantos de la Selección! Ese espíritu de equipo, de unión colectiva, que se respira en un equipo que entusiasma. Se sabe que es algo que sucede en muchos grupos tras grandes resultados o partidos, pero estos que se repiten ya trascienden y tienen un destinatario directo: Brasil.

¿Y eso es porque odiamos a Brasil? ¿Porque nos sentimos que somos mejores en todo con soberbia? ¿Porque los tenemos de hijo?

El que piense eso está equivocando el enfoque. Esto es parte de la rivalidad eterna y consecuencia del gran hito del Maracaná del año pasado, con el gol de colección de Di María y un árbitro que nos hizo un guiño con una final en tierra brasileña, en las que habitualmente te pitan en contra.

Mirá también

Los hits anti Brasil, los bailes del Papu, los cantos de Messi y su compinche De Paul (cada vez más líder y con protagonismo ascendente), son parte del juego, de la competencia, de la diversión.

Esto no es agresión sino folclore. Lo mismo que Neymar respondiendo en redes sociales, preguntando si habíamos sido “campeones del mundo”, por semejante festejo. Picante del bueno para el clásico más importante del planeta, el que miran de todos lados como a ninguno.

Todo eso convive con la amistad genuina de Ney con Leo, con Fideo, con Paredes; con aquella imagen del 10 charlando con el brasileño post final de Copa América.

Mirá también

El posteo y el comentario de Ney.

El posteo y el comentario de Ney.

Para estas estrellas millonarias, que juegan por plata pero también por la gloria, por desafíos, estos cantos alimentan el potrero, el sentimiento futbolístico. La gran relación personal entre los protagonistas no impide este gaste y que, cuando se vuelvan a enfrentar, sea un cruce caliente, a cara de perro, con historia detrás.

Es así, la mejor manera de disfrutar el fútbol. Este gaste potencia una sana rivalidad: Argentina y Brasil, todos, hinchas, estrellas, dirigentes, nos queremos ganar a lo que sea.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *