Los 15 minutos de Julián Álvarez

En la semana del zarandeo de Julián Álvarez por su convocatoria a la Selección y su ausencia del diezmado equipo de River en el torneo local, el Pibe Maravilla terminó entrando para el último cuarto de hora del partido con Paraguay. Como uno de los argumentos del pedido era que Scaloni lo llevaba pero no lo ponía, puede especularse que se sintió impulsado a justificarse y mostrar que lo necesita.

Más lógico sería buscar un motivo futbolístico para explicar qué se buscó con el Araña de Calchín en momentos en que Argentina chocaba con una cerradísima defensa paraguaya, y en todo caso recordar que el DT no tiene que justificar nada: llama a los jugadores que considere y dispone de ellos en las fechas FIFA.

Faltando 15', entra por Joaquín Correa.

Faltando 15′, entra por Joaquín Correa.

Mirá también

Después, todo es conversable;no es difícil de entender tampoco que River, un club que hace continuos aportes de futbolistas a la Selección, intente recibir un gesto frente a una coyuntura que lo ha dejado sin diez titulares para defender la punta de la liga. Eso parece haber buscado Gallardo, y es tan comprensible como que se lo hayan negado.

Hay situaciones que podrán medirse según sus circunstancias; en esta, el DT de River quizá podía evitarle al de la Selección el compromiso público de quedar como el que “le quita” un jugador; o el de hacer una concesión que tenía destino de efecto dominó: detrás de una excepción con Álvarez vendrían muchas más (del país y de allende los mares).

Su domingo de gloria en el Súper. Para River es una terrible baja (Foto Maxi Failla).

Su domingo de gloria en el Súper. Para River es una terrible baja (Foto Maxi Failla).

Mirá también

De paso sea dicho:incluso si no jugaba, ¿para el pibe era mejor el partido con Banfield o esta experiencia con Messi y compañía?

Vélez tuvo un pésimo arranque de torneo, en el que perdió muchos puntos (hoy está a nueve del líder)y cambió cuando su estrella Almada volvió de los Juegos Olímpicos. Había cedido lo que otros no, y hoy se lamenta de haber ayudado a la Selección.

Defenderla no es un mal mensaje.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *