Laterales ofensivos, el fetiche de Gallardo

Está contento Marcelo Gallardo. Primero, por el clima con el que San Martín de los Andes recibió a River: a diferencia de la pretemporada de 2020, con temperaturas de invierno y muchos días de lluvia, esta vez la Patagonia despejó el cielo y hay un calorcito amable, que también está bastante lejos del sofocón que se vive en Buenos Aires. Hace un par de años al Muñeco le había quedado ese sinsabor: por el frío y el agua que cayó, no pudo mostrar en su esplendor un lugar que él ya conocía al detalle ni hacer algunas actividades que tenía diagramadas, como la bicicleteada que hizo este miércoles.

Mirá también

En ese contexto el entrenador también sigue muy atento a lo que sucede el mercado. Como todos en el club, cruza los dedos para que no aparezca una oferta que alcance la cláusula de Julián Álvarez y ya con Pochettino, Mammana y González Pirez y con Juan Fernando Quintero al caer, piensa en qué le falta al plantel para terminar de armarse de cara a una temporada que tendrá muchos partidos en poco tiempo. Y hay dos puesto que lo preocupan: el marcador de punta derecho y también el izquierdo. Por eso va al ataque por el lateral.

Mirá también

Aunque Fabricio Bustos es prioridad para la posición que ocupa Robert Rojas, el panorama con el marcador de punta de 25 años sigue trabado en el mismo punto: River y el Rojo tienen un principio de acuerdo (u$s 1.500.000, la condonación de la deuda de 206 mil dólares por Barboza y la posible cesión de Vigo) pero el futbolista que en junio quedará con el pase en su poder no se decide a dar el paso. En River confían en que de un momento a otro pueda haber novedades pero lo que está claro es que si los días siguen pasando y Bustos no da señales, Gallardo no se bajará de la búsqueda por un cuatro.

Fabricio Bustos en la pretemporada con Independiente.

Fabricio Bustos en la pretemporada con Independiente.

Mirá también

Y es que el Muñeco ve que hoy tiene en ese puesto a un Rojas que terminó jugando allí por pura voluntad y sacrificio pero que aún no terminó de transformarse en un lateral de ataque como los que siempre le gustaron al deté. Como ocurrió con Montiel, piensa que eso llevará un tiempo en otro futbolista que, al igual que Cachete, es originalmente central. Y si aún con ese escenario el paraguayo está por encima de Vigo en la consideración de MG, queda claro que el ex Colón todavía no es una opción confiable. Por eso, mientras espera a Bustos, el cuerpo técnico empezará a evaluar otras posibilidades por estas horas.

Mirá también

En cuanto al lateral izquierdo, el entrenador apenas cuenta con el inoxidable Milton Casco. Ninguno más. Con Fabrizio Angileri entrenándose en el Camp junto con Benjamín Rollheiser luego del cambio de política de la CD para los que no renuevan contrato a pocos meses de quedar libres, no hubo avances y la situación está en su punto de máxima tensión porque el mendocino considera que la propuesta que les mandó River, al ser por tres temporadas y considerarla exigua, conspira contra su idea de hacer la diferencia que hasta ahora no pudo conseguir.

En ese punto, Gallardo está decidido: así como siempre fue él quien priorizó lo deportivo por sobre lo económico al pedir que los futbolistas que no renovaran jugaran hasta el último día antes de irse con el pase, hoy el deté coincide con que Angileri (así como Rollheiser) no regrese hasta tanto no ponga la firma. Por eso empieza a estudiar opciones de mercado para reforzar ese puesto si se llegara a una situación de no retorno en las charlas con FA.

Mirá también

En ese sentido, uno de los nombres que volvió a sonar es Milton Valenzuela, el ex Newell’s que acaba de quedar libre del Columbus Crew de la MLS: aún sin haber iniciado gestiones formales con sus agentes, el pibe de 23 años que pasó por las Juveniles de AFA es una de las variantes en carpeta. Por lo demás, el deté más ganador de la historia tiene todo bastante cubierto si se concreta la ya archianunciada llegada de Quintero, salvo la delantera.

Mirá también

Con Suárez que aún es un enigma desde lo físico, Rollheiser también en conflicto (por el pibe de Coronel Suárez tampoco hubo ningún avance), un Girotti que está atrás en la consideración y que buscará a través de su agente una salida a préstamo al exterior para ganar rodaje, más la baja de un Fontana cedido a Defensa y la incertidumbre por el caso de Julián Álvarez, hoy Gallardo apenas cuenta con JA9, Braian Romero y el rookie colombiano Flabian Londoño Bedoya.

Mirá también

A menos que decida quedarse con lo que tiene y apostar a jugar esta temporada con un solo punta aprovechando la cantidad de volantes de buen pie con que cuenta, no sería raro que River salga a la caza de un punta, que difícilmente sea un Valentín Castellanos que el martes sorprendió con un deseo que -más allá de un eventual llamado- por ahora existe sólo en su cabeza.

Mirá también

¿Otro nombre? “Brian Ocampo es un gran jugador y veremos cómo prospera lo de River. Si no, estamos contentos de que continúe acá”, declaró Alejandro Balbi, vice de Nacional, respecto al extremo uruguayo que es fanático de la Banda: en Núñez por ahora dicen que no hay nada formal por él. Y atacan por el lateral.

El entrenamiento en el golf

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *