Las dudas de Boca para ir al Monumental

¿Izquierdoz? Descartado. ¿Romero? Casi. ¿Benedetto? Con lo justo. ¿El Pulpo? En veremos…

Pese al buen rendimiento mostrado frente al Pincha, nada menos que ante el líder y como visitante, Sebastián Battaglia se verá obligado a meter mano en el equipo. Este domingo, Boca visita a River (19) y el DT no podrá contar, por ejemplo, con Carlos Izquierdoz, uno de los pilares de la defensa, aunque sí podría tener en cuenta a algunos jugadores que se recuperan de lesiones y buscan tener un lugar en el Monumental.

Mirá también

En lo personal, Battaglia llega fortalecido al partido más importante del semestre. La victoria ante el líder, con pasajes de buen fútbol y una actitud distinta a la de los últimos partidos, trajo alivio en el Mundo Boca y le dio al DT la tranquilidad que todo entrenador desea en los días previos a un clásicos.

Mirá también

El único antecedente de Battaglia contra River no fue el mejor. Su equipo se quedó con uno menos por la expulsión a Rojo y no encontró las formas ni los caminos para inquietar al River de Gallardo. Perdió 2 a 1, pero la diferencia en el juego fue mayor. Y a partir de ese momento su relación con Riquelme y los integrantes del Consejo comenzó a desquebrajarse. Ahora, el escenario es distinto pero la exigencia es la misma. Y por eso el León intentará poner en cancha el mejor 11 posible para borrar el recuerdo del Súper pasado y sumar su primera victoria frente a un grande.

Mirá también

En la dulce espera

De los 11 que vencieron a Estudiantes, la única baja será la del capitán. Este lunes por la mañana se confirmó que Izquierdoz sufrió la fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo y será intervenido en estas horas. El defensor, que no pudo terminar el partido en La Plata, está fuera del clásico y estará ausente entre 60 y 90 días. Es decir: se pierde todo lo que resta del campeonato. En lugar de Cali jugaría Zambrano, quien también lo reemplazó en el primer tiempo con el Pincha.

Benedetto vio el partido en La Plata desde afuera.

Benedetto vio el partido en La Plata desde afuera.

Mirá también

Más allá de Izquierdoz, hay otros jugadores que también podrían perderse el clásico. En esa lista aparece, por ejemplo, Darío Benedetto, la principal carta goleadora del equipo de Battaglia. El Pipa se perdió los partidos con Huracán y con Estudiantes por una lesión muscular y apunta a llegar en forma al clásico en Núñez. El 9 se entrenó a full durante estas últimas dos semanas y quiere estar sí o sí contra el Millo, de ser posible entre los 11.

Mirá también

Benedetto, fana de Boca, ya amargó a River en las dos finales de Copa del 2018 (fueron sus últimos clásicos antes de partir a Europa) y quiere marcar su primer gol en el Monumental. De no llegar en condiciones, la referencia de área será Vázquez, que lleva nueve goles en Boca en 19 partidos como titular, aunque nunca mojó en un clásico.

Mirá también

Atrás pareciera estar todo claro. Pero del medio hacia adelante comienzan las dudas. Porque Oscar Romero, que tampoco jugó en La Plata, también arrastra una dolencia muscular y será evaluado en la semana. Si bien no hubo parte médico, se habló de una sobrecarga en el isquiotibial derecho que no le permitió entrenarse en los últimos días, aunque tampoco le impidió ser parte de la convocatoria de Guillermo Barros Schelotto para las próximas dos fechas de Eliminatorias.

Romero, tocado, busca llegar en forma al clásico (Prensa Boca).

Romero, tocado, busca llegar en forma al clásico (Prensa Boca).

Mirá también

Si no juega el paraguayo, lo más lógica es que siga Molinas, de buen partido en UNO, salvo que Battaglia decida cambiar el esquema. Aaron fue de lo mejorcito de Boca en La Plata. Le puso dos muy buenas pelotas a Villa y asistió nuevamente al colombiano en la jugada que terminó en el cabezazo de Advíncula. Romero jugó dos partidos desde su llegada (Central Córdoba y Huracán), y demostró estar por encima de la media del fútbol argentino. Eso sí: si no llega al 100%, lo más probable es que no juegue.

Mirá también

Battaglia evaluará a su tropa durante la semana y entre jueves y viernes parará el equipo que enfrentará a River en el Monumental. Ahí, por ejemplo, sabrá si Diego González se encuentra 100% recuperado de su desgarro en el isquiotibial izquierdo y si podrá o no incluirlo entre los concentrados. El domingo, el Pulpo cumplirá 20 días de inactividad (lo ideal son 21) y llegaría con lo justo al partido con el Millo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *