Las claves de la levantada del Rojo

Su ciclo comenzó de la peor manera y estuvo muy cerca de llegar al final pero, luego de hacer equilibrio en la cornisa, algo cambió. Julio César Falcioni empezó su tercera etapa al frente de Independiente con cuatro empates y dos derrotas. El 3 de septiembre, luego de la caída ante Gimnasia por 3-1, el entrenador amagó con renunciar, pero Sergio Palazzo, secretario deportivo del club, lo convenció de continuar. Ese partido marcó un quiebre: el Rojo luego derrotó a Aldosivi (3-0), Sarmiento (2-1), Vélez (2-0) y Unión (1-0).

Mirá también

¿Qué fue lo que se modificó? La posible salida del Emperador fue un golpe que hizo reaccionar a los referentes de un plantel que había pedido por su regreso tras la salida de Eduardo Domínguez y un breve interinato de Claudio Graf. Luego de dar marcha atrás en su determinación de marcharse, el técnico tuvo varias conversaciones con los jugadores para incentivar una respuesta anímica.

Mirá también

Hubo dos futbolistas que fueron abanderados de la resurrección y contagiaron al resto. Leandro Fernández, quien convirtió cinco goles en los últimos cinco encuentros y es el máximo anotador del Rojo en la Liga con siete, tuvo un aporte muy preponderante. “Este es mi mejor momento en Independiente. La levantada tiene mucho que ver con lo anímico”, comentó el delantero, quien se perderá el duelo de este sábado ante Newell’s y apunta a reaparecer el miércoles que viene ante Talleres, por los cuartos de final de la Copa Argentina.

Mirá también

La otra pieza que fue clave para el despegue es Iván Marcone, a quien Falcioni colgó durante tres partidos para ponerlo bien físicamente. Su ingreso, ya con otro ritmo, le permite soltarse al capitán, Lucas Romero, quien ahora juega más adelantado e incluso llega a posición de remate, lo que le permitió convertir el gol del triunfo contra Unión. En ese sentido no sólo hubo un trabajo con Marcone: el preparador físico Gustavo Otero llevó adelante un arduo trabajo para mejorar la condición física del plantel, algo que empezó a dar frutos.

Mirá también

Así la ven los futbolistas

Sin embargo, lo que más destacan los futbolistas es el cambio en cuanto al estado anímico, algo en lo que el DT hizo mucho hincapié. “Entendimos que debemos ser un equipo intenso, con compromiso dedicación y esfuerzo. La cabeza tuvo mucho que ver en la levantada. Empezamos a creer y somos más aguerridos”, reconoció el Perro Romero. “Trabajamos mucho desde lo mental y físicamente estamos bien”, expresó Damián Batallini. Y Tomás Pozzo remató: “Más de la mitad del cambio tiene que ver con el factor anímico”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *