“Las charlas nos hicieron muy bien”

Juega al límite, siempre. Y eso, a veces, puede ser un arma de doble filo. Este sábado, de hecho, hizo un penal (finito) y pudo haber visto la roja por un patadón sin pelota contra Renzo López. Sin embargo, Marcos Rojo no deja de ser una referencia para sus compañeros. Y por eso, desde su rol de líder, se refirió al momento que atraviesa el equipo y a la importancia de volver a sumar de a tres.

Mirá también

Necesitábamos mucho ganar, veníamos un poco golpeados por el presente. Sabíamos que teníamos que mejorar, que teníamos que conseguir una victoria que hacía rato no se nos daba y por suerte se nos dio esta noche”, contó el defensor, que vio la quinta amarilla justamente en esa jugada con López y no podrá estar presente el próximo sábado, a las 20, cuando Boca reciba a Barracas Central.

Mirá también

Pero Rojo, además de analizar el partido, también habló del momento que vive Boca. De la situación límite a la que se llegó luego del empate en casa ante Godoy Cruz y lo incómoda situación en la que quedó envuelto Sebastián Battaglia, apuntado por gran parte de los hinchas, por el Consejo de Fútbol y por Juan Román Riquelme.

Mirá también

Las charlas, Riquelme y lo que viene…

Siempre es positivo charlar, hablar, decirnos las cosas de frente. Creo que eso hace muy bien. Fue positivo la charla que tuvimos tanto con Román como con Seba, y entre nosotros. Era un poco eso: decirnos las cosas en la cara, y hoy se vio el laburo”, destacó el capitán.

Mirá también

“La actitud nunca falta, las ganas. El otro día corrimos un montón. Por ahí en la desesperación perdimos un poco el orden, eso provocó lo peor que se vio de nosotros. Hoy tratamos de estar ordenados. Sabemos la jerarquía que tenemos de mitad de cancha para adelante. Hay que encontrar nada más la calma y los espacios van a aparecer. Tenemos grandes jugadores: Oscar (Romero), Pipa (Benedetto), Seba (Villa), Toto (Salvio), el Chango (Zeballos) en el banco… Necesitamos un poco más de juego y vamos a andar bien“, agregó.

Mirá también

Además, deseó que este triunfo sea “un punto de partida para lo que viene” y que aporte “calma y tranquilidad para seguir trabajando”. ¿Su sanción? “Me muero de ganas de ya estar disponible para Seba. Ahora, a apoyar desde afuera y esperar que vaya todo bien”, dijo Marcos, quien debe cumplir tres fechas más para volver a ser considerado. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *