Las bombas de Tevez para Boca y Riquelme

“Todos los días un quilombo”, dice Carlos Tevez por la televisión, mientras sigue como hincha lo que pasa en este Boca que conducen Juan Román Riquelme y Sebastián Battaglia. Desde las dudas sobre el futuro del DT, pasando por el episodio del micro hasta llegar al acto de indisciplina que se encubrió como “intoxicación”. Mira los partidos a la distancia y los sufre, pero no duda en jurar que siente alivio al no estar metido en semejante sucesión de conflictos.

Mirá también

Mirá también

Son bombas que Carlitos tira por la pantalla y explotan directamente encima del club y del otro ídolo con el que mantuvo una relación respetuosa y tensa mientras convivieron, pero explosiva cuando uno estuvo adentro y el otro afuera.

“Mi cabeza no está ya para llegar a tener, entre comillas, todos los días problemas. Si cualquier cosa que pasaba, el problema era yo. ¿Te imaginás ahora si Boca no juega bien y yo estoy en la cancha? A mí no me nombran más, por suerte. Ya no estoy más en los quilombos. Si no, soy el primero en estar en los quilombos”, se metió en tema el Apache, cuando le preguntaron si estaba para volver a jugar ante un llamado de Román.

“Un poco a la gente de Boca lo que le molesta es eso (los problemas). Además del juego, que yo hablo con los hinchas, es que todos los días quilombo. Me preguntan qué pasa y yo digo que no sé, no estoy ahí adentro. No tengo relación con la gente que está en el club. Todos los días pasa algo”.

Mirá también

El micro gate

Con Tevez fuera de Boca desde mediados de año, el plantel se quedó sin su capitán y máximo referente, pese a que simbólicamente hubo quienes agarraron el brazalete. En el vestuario no hubo más una figura como Carlitos, no hubo quien hiciera de contrapeso para Riquelme. El episodio del micro fue el ejemplo más evidente en este semestre, cuando el vice hizo bajar a los futbolistas para hablarles en el vestuario luego de la derrota contra Gimnasia en la Bombonera.

Si yo estaba, no bajaba del micro. Eso estaba claro. Si ya estábamos en el micro, si yo estaba le decía que venga él y nos felicite arriba del micro. Que era lo más correcto, ¿por qué nosotros teníamos que bajar todos? Los jugadores por ahí bajaron y listo. No sé qué pasó dentro del vestuario. Si yo estaba en ese momento no bajaba. Encima con la calentura de haber perdido un partido… El que fue jugador sabe que no le gusta perder ni a la bolita. Y que después de que no te salgan las cosas, es muy difícil…”, aseguró el Apache.

Mirá también

Y por último, sobre la gestión Riquelme, habló como hincha: “Creo que hay que buscar una línea donde se busque qué es lo mejor para el club y qué quiere esta dirigencia. Yo creo Boca sigue ganando campeonatos, que es lo más importante, pero se está hablando mucho del cómo, que es lo fuertemente criticado por los hinchas. Si me preguntás personalmente, obvio que no estoy de acuerdo con la manera de manejarse, pero ésa es mi opinión. El hincha está festejando, porque todos los campeonatos se festejan. Pero a veces es el cómo… El hincha quiere que el equipo juegue bien, que pase a todos los rivales por encima. A veces se puede, a veces no. Pero es lo que el hincha quiere”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *