La Zeta está antes que la A

La primera final de la Triple Corona, serie del mejor polo del mundo, presentaba a los equipos de siempre pero diferentes. El Abierto de Tortugas esperaba al 15° duelo La Dolfina vs. Ellerstina en este torneo del Oeste bonaerense, que al cabo se llevó la Zeta por un 11-9 que venía holgado pero terminó sufrido. Desde el martes se viene Hurlingham, con final el 6 de noviembre.

La Dolfina, el favorito de siempre, cambió el 50% del equipo este año con las salidas de Pablo McDonough y Juan Martín Nero, reemplazados por Francisco Elizalde y Diego Cavanagh. Ellerstina es el mismo del 2020 pero, por lesión de Hilario Ulloa (fractura en un dedo), desde la semi lo sustituye Matías Torres Zavaleta. Así, ambos tuvieron que rearmarse.

Mirá también

Ellerstina retuvo el título del año pasado.

Ellerstina retuvo el título del año pasado.

Mirá también

Igualmente, en cada lado estaban los dos mejores jugadores del mundo de hace años, Adolfo Cambiaso y Facundo Pieres. Y por ese lado quizá se encuentre alguna diferencia por la cual el equipo de General Rodriguez empezó a sacar diferencias: mientras el 1 de la Zeta metía sus penales y terminó de goleador con seis tantos, el de Cañuelas erraba (cinco) y terminaba apenas con un gol. El que sumó a los mimbres fue Elizalde, con cuatro (dos penales).

Si bien La Dolfina, con un taqueo excelso, se imponía 5-3 en el tercer chukker (son siete de 7’ cada uno salvo la final de Hurlingham y todo Palermo, a ocho chicos), Ellerstina lo dio vuelta con un parcial de 7-2 para el 10-7 con el que largó el último capítulo.

Mirá también

Desde el martes comenzará Hurlingham, otra historia.

Desde el martes comenzará Hurlingham, otra historia.

Mirá también

Los minutos finales fueron para la angustia del que iba adelante porque La Dolfina, con el carácter y experiencia de Cambiaso y Stirling, salió a llevarse puesto a su rival y estuvo a punto de empatarlo, pero Nicolás Pieres le sacó el gol del 10-10 a Cavanagh a metros del arco. La salida de la Zeta fue con penal y el alivio, el último tanto de Gonzalo Pieres a segundos de la campana.

“Tenemos todo, nos falta ganar Palermo y sería lindo”, decía Nicolás. Es a lo que todos apuntan y la Zeta hace nueve años no lo gana.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *