La última práctica de Messi en un Mundial: así llega el 10 a la final

No se respira tensión. El último entrenamiento de la Selección en Qatar no parece la de un equipo que está en las puertas de la gloria. Tampoco hay en ese clima señales de que sea la última práctica de Leo Messi en un Mundial. Pero el solo enunciado ya estremece, ya conmueve. Hace que se caiga en la cuenta de que se está ante un momento histórico. Lo bueno, para todos los argentinos, es que esa última vez de su capitán es en la previa de lo que puede ser el final más soñado para él. Y para todos.

Leo, activo en la práctica previo a la final. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial Leo, activo en la práctica previo a la final. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Leo lo vive como uno más. Como siempre ha pasado con esta Selección, desde que se rompió el hielo luego de ese amistoso contra Venezuela, allá por marzo del 2019, que marcó su regreso a la Selección tras Rusia 2018. Desde entonces, se lo vio como nunca. Más feliz que nunca. Disfrutando como nunca. Y hasta jugando como nunca. O como siempre. Pero en su rostro ya no se refleja la presión. Y a horas de la final de su vida, tampoco…

El 10 bromea con Dybala en la práctica. (REUTERS/Carl Recine)El 10 bromea con Dybala en la práctica. (REUTERS/Carl Recine)

“El partido del domingo seguramente será mi último partido en un Mundial”, le había dicho Leo a Olé, tras la clasificación a la final. Y tan intensas son sus horas en la previa a esa situación que lo encuentra nada menos que en otro de los momentos más trascendentes de su carrera. Sin embargo, el 10 se lo vio con el mejor clima en los 15 minutos que la prensa pudo presenciar en la Universidad de Qatar: hizo bromas con De Paul, se rió con Dybala y hasta fue al medio en el loco, algo que no pasa con frecuencia.

“Esperemos que si es su último partido en un Mundial, podamos ganar la Copa. Sería magnífico”, deseo Lionel sobre Lionel. Del DT a su capitán. Del entrandor a su 10. Del conductor a su líder. Del hombre que va por la gloria eterna al que va por lo único que le falta a su carrera de película. Lo concreto es que el espíritu de Leo, su semblante, sus horas previas a la final, ilusionan tanto como el ánimo de sus compañeros.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *