La tremenda confesión de Gareca sobre el traspaso de Boca a River

Por mucho tiempo considerado ‘traidor’ por los hinchas de Boca por haberse ido del club para ponerse la camiseta del rival de toda la vida, River, Ricardo Gareca hizo una confesión tremenda en charla con Alejandro Fantino, en ESPN Show. Palabras más, palabras menos, el actual entrenador de la selección peruana de fútbol dijo que, a la distancia, califica que fue un error para su carrera deportiva ese traspaso de Boca a River.

“Oscar (Ruggeri) por ahí tiene otra visión, pero yo no creo que haya sido una buena decisión. En el caso mío más todavía. Yo no he tomado buenas decisiones, y el éxito de muchas cosas en nuestra carrera deportiva tienen que ver con que las personas tomen buenas decisiones“, respondió el Tigre al ser consultado sobre el tema por el conductor del programa.

Mirá también

La salida de Gareca (y de Ruggeri) de Boca se dio en el marco de un delicado momento financiero de la institución. “Nosotros no queríamos ir a lo que nos daba River, nosotros nos quedábamos (en Boca) por la mitad. Pero la situación era tan tétrica, tan desesperante… No nos podían dar nada, era una situación impensada, inédita en la historia de Boca”, contó a mediados de 2020. Y ahora agregó el episodio puntual que los llevó a pedir la intervención de Futbolistas Argentinos Agremiados para conseguir la libertad de acción y poder pasar a un club que desde lo económico les ofrecía mucho más: “Ruggeri y yo no nos queríamos ir. Viene un día Guillermo (Cóppola), que era el representante, y nos dice que (Hugo) Santilli (presidente de River en ese entonces) nos quería llevar. Nosotros no nos queríamos ir, pero nos dieron un cheque que vino rechazado y, de caliente, los dos resolvimos irnos”.

El calvario posterior a la decisión

Hubo consecuencias luego del pase de Gareca a River, ya que los hinchas de Boca se indignaron por la situación. “Nos decían de todo, nos ponían carteles. Eso me desenfocó porque me costó ser titular en la Selección. Perdí el puesto”, explicó.

“La gente de Boca me puteaba cada vez que yo iba (en calidad de deté) con Vélez, con Independiente. Me lo hacían sentir. Con tiempo se apaciguan las cosas, ahora yo siempre fui respetuoso con el hincha de Boca: nunca les hice gestos cuando me insultaban ni nada por el estilo”, agregó.

El debut en Boca: como “tocar el cielo con las manos”

“Yo cuando era chiquito me visualizaba debutando en Boca y cuando lo hice fue tocar el cielo con las manos, era lo que siempre quise. Me cambió la vida. Aparte vos ya empezás a ser conocido. Boca es algo único. Vos salís a la calle y el 80% (es de Boca). Bueno, también de River. Pero de Boca salen por todos lados. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *