“La Superliga no es una cuenta pendiente”


Se viene un tramo muy corto, de ocho partidos. Y en eso creo que podemos enfocarnos y, por lo menos, pelear hasta el final”.

La Superliga. El torneo más esquivo para River en estos cinco años y medio del gallardismo. El campeonato que hoy, en este arranque de 2020, está más cerca que nunca. El pagaré que aún no pudo saldar el DT, acaso la cuenta… No. “No es una materia pendiente para mí. Sí es un deseo. Si nosotros estamos bien, si nosotros nos enchufamos y nos lo ponemos como objetivo, sé que tenemos grandes posibilidades. Pero la gana uno solo”, explica Marcelo Gallardo en charla con Súper Mitre, ratificando su anhelo para este semestre.

Sonrisa y alegría en lo que fue la pretemporada en San Martín de los Andes. Foto Diego Haliasz / Prensa River

No por nada tiró la bronca apenas se enteró de que otros clubes pugnaban por postergar el reinicio. Y por eso alzó la guardia y centró sus fuerzas en aprovechar esta pretemporada exprés para pulir a un plantel que no sufrió grandes cimbronazos (salvo la partida de Exe Palacios) aunque sí todavía precisa de algunos reajustes. Pero nada que alarme al DT, que tiene bien presente cuál es su piedra basal: “Tratamos de mantenernos más allá de los nombres. Como jugamos en función de equipo, siempre hemos podido reposicionarnos y funcionar de la mejor manera. Hemos seguido funcionando así mientras buscábamos las mejores alternativas”. Aunque ojo: en esa búsqueda y reinvención constante, Napoleón aprovecha para meterles presión a sus dirigidos al expresar que “son los jugadores los que se ponen y se sacan”. Como para que todos sepan que el puesto se gana día a día.

“Son los jugadores los que se ponen y se sacan”

Es Gallardo quien marca el camino, el que hace docencia a partir de un mensaje claro que se volvió doctrina. Sin embargo, el Muñeco avisa que “todavía sigo aprendiendo como entrenador de acuerdo a lo que me pasa en momentos puntuales. En las buenas y en las malas”. Y una de esas situaciones se dio en Lima, donde acarició el bicampeonato de la Libertadores pero en tres minutos Flamengo le arrebató el sueño. Un golpe que a cualquiera podría haberle sacudido los cimientos, y más aún si a eso se les suman algunas críticas que recayeron sobre su humanidad por los cambios que realizó en la final. A cualquiera: no a él.

“Yo no me permito quedarme con el qué hubiese pasado, ¿viste? El qué hubiera… ¡El qué hubiese es una cagada! Porque es una cosa que no la podés medir, no existe. Si hiciste algo es porque estabas convencido. ¿Te puede salir bien? Sí. ¿Te puede salir mal? También. Pero es algo de lo que estabas convencido y eso es parte de mi sentir y de mi vivir también”. Es parte de su ADN mirar siempre al frente, como lo hace ahora enfocado en la Superliga. Va por eso…

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *