La secuencia de la batalla campal entre los de Patronato, Baliño y la Policía

El pitazo final desató lo que era crónica de una muerte anunciada. Los jugadores de Patronato se le fueron al humo a Jorge Baliño y a uno de sus asistentes, indignados por los fallos arbitrales que desencadenaron en que Barracas Central se quedara con la victoria por 2-1. El que tampoco se contuvo fue Facundo Sava, entrenador del equipo de Paraná, que también fue bruscamente a pedirle explicaciones al juez.

El primer tumulto

La primera secuencia de los incidentes muestra a un agente de seguridad privada intentando cubrir tanto a Baliño como a su asistente de la embestida de los futbolistas de Patronato. La única agresión clara que se puede apreciar sucedió en los primeros segundos, cuando el preparador físico Ezequiel Paoloni arrojó dos golpes de puño que no llegaron a impactar contra el rostro del juez. Sava en un momento cerró la mano como para pegarle pero se arrepintió, empujó suavemente al colegiado y salió del caos. Ahí emitió la siguiente frase con el primer micrófono que se le cruzó: “Salí de acá… me dan ganas de llorar, irme a mi casa y no dirigir nunca más en mi vida”.

El PF  Ezequiel Paoloni intentó agredir a Baliño pero no tuvo éxito.

El PF Ezequiel Paoloni intentó agredir a Baliño pero no tuvo éxito.

Los incidentes continuaron, ahora con la aparición de la Policía

Pero la tensión siguió mientras el entrenador se retiraba. Los jugadores y otros asistentes de Sava siguieron con el reclamo. Hubo manotazos y reacción policial, primero en defensa del juez. Se vio por lo menos un agente caído en el piso, lo cual provocó más reacción de los oficiales. Hubo un policía que intentó detener a alguien del Patrón.

Los futbolistas del Patrón ​se quedaron en el vestuario mientras se definía su situación procesal. Sin luz, tuvieron que pedir comida y cenar a oscuras. Algunos jugadores habían llegado al micro de la delegación y los obligaron a volver. La policía labró actas y les exigió que firmen esos papeles. 

Los jugadores en el vestuario.

Los jugadores en el vestuario.

Finalmente se determinó que cuatro jugadores y un asistente fueron detenidos. Así lo dispuso la Fiscal especializada en Eventos Masivos y Espectáculos Deportivos, Celsa Ramírez, quien ordenó la detención “por el delito de lesiones y atentado y resistencia a la autoridad” de Matías Pardo, Axel Rodríguez, Juan Barinaga, Justo Giani y Damián González, el entrenador de arqueros.

Luego de los incidentes en el campo de juego, la Policía informó a la Justicia sobre las agresiones que sufrieron los efectivos, entre ellos dos mujeres policías, y el árbitro del partido. Las imágenes de la transmisión oficial fueron clave para identificar a los futbolistas acusados.

A la mañana siguiente, la liberación

Tanto los jugadores como el entrenador de arqueros se negaron a declarar y dejaron todo en manos del abogado del club. Así, fueron liberados en las primeras horas del miércoles y pudieron regresar a Paraná.

“Nos tocó pasar una noche difícil, estoy amargado por la situación. Lo que vivimos no lo merecíamos, nos tocó vivir eso pero estamos fuertes para seguir adelante. Nosotros no agredimos a nadie, solamente nos defendimos, sabemos que hicimos bien las cosas”, expresó Axel Rodríguez apenas obtuvo la libertad. 

Los fallos arbitrales que protestó Patronato

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *