La piel de gallina de Mammana


Es difícil olvidarse de River cuando jugaste en el club. Más si saliste del semillero. Y todavía más si, sumado a las dos anteriores, sos hincha. Es el resumen de lo que le sucede a Emanuel Mammana, un verdadero fanático de la Banda. ​El lunes, en el día de su cumpleaños 24, compartió varios videos entrenando en el club que fundó en Merlo, el Mammana Futbol Club (¿cómo se llamaría sino?). Pero hubo un detalle: lo hizo con short y camiseta del Millonario, ésa que es dueña de su corazón desde la cuna. Y ojo, no es el único apasionado por el club en la familia. Su esposa Magui también lo es, igual que su hijo Tian, quien tiene la piel de gallina desde que nació.

Mirá también

Ahora, ¿qué hace acá? El central del Zenit se está recuperando de una rotura parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, que sufrió el 6 de octubre del año pasado, en un partido de liga. Por eso, la rehabilitación la decidió hacer en su ciudad natal y en su propio emprendimiento, en donde en diciembre pasado hubo un partido a beneficio para los comedores comunitarios de la zona. Los trabajos que se pudieron ver fueron de fortalecimiento muscular en diferentes circuitos, a los que le agregó trote y ejercicios con pelota. Se quedará en tierras merlenses por unos días más y se estima que podrá volver a jugar la próxima temporada, a partir de julio. En la 2019/20 sólo disputó cuatro partidos, un poco por la lesión y más que nada porque el entrenador Sergei Semak no lo tuvo como parte de la formación titular. Como si fuera poco, en marzo de 2018 se había roto el ligamento cruzado anterior y el menisco de la misma rodilla.

Mirá también

Mammana se fue de River al Lyon a mediados del 2016 y, un año después, se mudó al Zenit. Su historia es similar a la de Javier Mascherano: primero debutó en la Selección y después en River. Fue un 7 de junio del 2014 ante Eslovenia, en donde reemplazó al Jefecito. Ahora, 2.075 días después, busca fortalecer, además de la rodilla, su cabeza para que las lesiones pasadas no sean una pesadilla que lo atormenten al jugar. Y elige hacerlo en casa. Y, por supuesto, con la camiseta gallina que lleva en la piel…

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *