La “kiss cam” lo captó besando a dos mujeres y se volvió viral

Las cámaras que enfocan a la tribuna son una de las innovaciones tecnológicas que causan furor entre los y las fanáticos. Cientos de hinchas esperan con ansias el momento en que su cara aparezca en la transmisión o en la pantalla del estadio y en distintas partes del mundo ya se aplica este sistema con diversas consignas. En España hubo una “kiss cam” que causó furor cuando un hombre besó a dos mujeres diferentes y el video rápidamente se volvió viral.

El 14 de febrero se celebró San Valentín y en distintas canchas hubo escenas que sorprendieron: desde propuestas de casamiento, hasta gestos de amor. Aun así hubo una durante el partido entre el Real Mallorca y el Athletic Bilbao por la fecha 15 de La Liga que causó furor en redes sociales. El partido terminó 3-2 en favor de los locales, pero la perlita de la noche estuvo en las gradas y no en el campo de juego.

Mirá también

Mirá también

Antes de que comenzara el encuentro, la Kiss Cam del Estadio de Son Moix captó a un fanático que al darse cuenta que estaba siendo enfocado besó a la mujer que se encontraba a su izquierda. Ambos sonrieron tras el beso y al instante él observó a la mujer que tenía a su derecha. Ella se bajó el barbijo blanco y también se besaron. Al poco tiempo el conjunto local compartió el video en sus redes sociales que rápidamente alcanzó más de 14 mil “me gusta”.

Esta propuesta de los estadios implica que en el momento en que la cámara enfoca a una persona en el público esta debe besar a quien tenga cerca. Otra similar es ¡Make some noice!” en la que cuando se ve el letrero en la pantalla gigante todos los fanáticos deben aplaudir o generar algún tipo de ruido.

También hubo otra propuesta que genera interacción entre los fanáticos conocida como la Simba Cam. Inspirada en la película de Disney, El Rey León, los presentes alzan a sus mascotas tal como la escena icónica en la que el sol sale en África y Rafiki alza a Simba en el monte. En aquel emblemático fragmento se escucha una canción que pocos fanáticos de Disney saben bien qué dice, pero en las canchas de Estados Unidos eso ya no importa.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *