La joya de Boca que valía ¡50 palos! y ahora puede irse libre

El fútbol son momentos. Y no sólo porque Miguel Russo haya inmortalizado ese concepto. De hecho, a veces son ratitos, minutos, incluso segundos. En una milésima puede cambiar todo y quedar patas para arriba. El de Cristian Pavón, con más prolongación en el tiempo, es un ejemplo a mano: el delantero de Boca pasó de 50 a 0 en un puñado de años… Vamos de nuevo: el delantero de Boca pasó de valer ¡50 palos verdes! a poder irse libre en junio cuando finalice su contrato y no dejarle un mango al club.

Suena fuerte, sí, pero hoy es una posibilidad. Porque el vínculo de Pavón se termina a mitad de año y como el Consejo de Fútbol de Juan Román Riquelme no se comunicó antes del 31 de diciembre pasado con su agente ni con su entorno, con el que la relación no es la mejor ni tampoco fluida, desde el 1 de enero el jugador está en condiciones de negociar con otro club, arreglar e irse libre en junio.

Mirá también

Ojo, así como desde el Xeneize todavía no le ofrecieron una nueva propuesta para quedarse, también es real que el CDF lo tazó con una cláusula de 20 palos verdes para aquel que quiera contra con él. Cifra que quedó enorme primero para Los Angeles Galaxy, equipo en el que Pavón estuvo a préstamo y que hace unos meses se lo quiso llevar de nuevo por 10 palos verdes; y después para el Cruz Azul…

Los mexicanos vinieron a la carga por Kichán hace unos días, incluso aprovechando el interés de Boca por Guillermo Fernández y la intención de incluso poder llegar a un trueque con dinero de por medio, aunque no prosperó (tampoco el regreso de Pol) porque los 5.000.000 de dólares que proponían pagar para llevar al delantero tampoco, obviamente, era suficientes (¿hará un intento el Mineiro en las próximas horas?)

Mirá también

Sin dudas, este momento de Kichán nada tiene que ver con lo que pasaba en 2018 unos meses antes de disputarse el Mundial de Rusia. Por aquellos días, Daniel Angelici le subía la cláusula de U$S 33.000.000 a 50.000.000 a un Pavón que no solamente era la figura del Boca campeón de Guillermo Barros Schelotto y al que los poderosos de Europa ya estaban mirando con cariño, sino que además el 7 bravo también era uno de los elegidos por Jorge Sampaoli para ir a jugar la Copa del Mundo con la Selección de Lionel Messi.

Obviamente, en ese momento la CD lo blindó porque varios equipos querían contar con él, aunque eso no pasó pese a los intentos de clubes italianos, españoles, de la Premier y de la MLS, y como si fuera poco después del Mundial (alternó, disputó cuatro partidos y no marcó goles) ya nada fue lo mismo…

Mirá también

Porque si bien los 50 palos seguirían estando ahí, Pavón poco a poco empezó a dejar de ser ese jugador desequilibrante y tenaz, al punto tal que perdió la titularidad. Si hasta luego de la salida del Mellizo y la llegada de Gustavo Alfaro, uno de los objetivos del míster fue justamente “recuperar a Kichán”, misión que no pudo cumplir.

Allí se daría el primer quiebre entre Pavón y Boca, que finalmente largaría al delantero para que relance su carrera por un préstamo de 2.000.000 de dólares a Los Angeles Galaxy, equipo con el que el 7 se reencontraría con Barros Schelotto.

Mirá también

La actualidad de Pavón en Boca

Y hoy, un par de años largos después, casi que Pavón está en 0. Y no solamente eso, sino que además su relación con el Consejo de Román no es la mejor desde que volvió de la MLS y se quiso volver a ir al exterior, ni mucho menos cuando el chico se quiso operar de los sobrehuesos y, en principio, no se lo habían permitido, pese a que finalmente lo terminaría haciendo.

Dicho sea de paso, esa intervención, y según le contaron a Olé personas que conocen cómo piensa Pavón, le hizo muy bien desde el aspecto deportivo porque pudo volver a sentir confianza a la hora de pisar, de correr y de pegarle a la pelota. Y se notó, ya que Pavón se fue convirtiendo cada vez más en una pieza importante para Sebastián Battaglia, que sin dudas lo tiene entre las prioridades en este año que comienza.

Mirá también

Eso sí, Pavón ya no vale más 50 palos verdes… Y ojo, porque en junio podría irse y dejar en cero a Boca.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *