La insólita jugada en Atlético Tucumán-Banfield

La jugada fue insólita y muy polémica. Garay, de Atlético Tucumán, le dio un largo pase atrás al arquero Lampe. El boliviano no estaba bien ubicado para contener el remate de su compañero y tuvo que recurrir a la mano. De inmediato, el referí Darío Herrera cobró lo que correspondía: tiro libre indirecto para Banfield en el lugar en que se produjo el contacto, sobre la línea del área chica.

Pero los jugadores de Banfield se fueron encima hacia el árbitro del próximo superclásico (domingo en la Bombonera) en reclamo de la expulsión de Lampe. Pero Herrera no aceptó y se mantuvo en su decisión de no aplicar sanción disciplinaria. Y estuvo en lo correcto.

¿Por qué? Olé consultó con una fuente arbitral y explicó que la directiva es clara en estos casos, que cuando un arquero recurre a su brazo no se considera último recurso porque es una parte del cuerpo con la que puede utilizar el brazo. Cuando se trata de un pase atrás de un compañero no se considera oportunidad manifiesta de gol.

Mirá también

De hecho, hace algunos años, Germán Delfino amonestó a un arquero por una situación similar y después del partido declaró que se había equivocado. 

El tiro libre se demoró porque la barrera, ubicada sobre la línea, se adelantó en más de un amague, hasta que Dátolo le dio al travesaño tras el toque de Abecasis.

Mirá el video

La mano de Lampe tras el pase de Garay: tiro libre.

La mano de Lampe tras el pase de Garay: tiro libre.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *