La historia de por qué la Selección Argentina es furor en Bangladesh

Las imágenes son impactantes. Pero lo más impactante es saber que no ocurre en el Obelisco, tampoco en Parque Chacabuco, Avellaneda, o en las “Plazas Mundialistas” Ciudad de Buenos Aires. Esta locura celeste y blanca traspasa fronteras, ocurre a 17.000 kilómetros de distancia, en Daca, capital de la increíble Bangladesh.

Luego del desahogo en el ante México del sábado, una infinidad de videos empezó a recorrer las redes sociales y a viralizarse dentro de la comunidad argentina. Y masas de gente festejando. Era en Bangladesh, donde se festejaba la victoria. Allí, tomaron las principales avenidas del país con banderas, camisetas albicelestes y cantitos dedicados al equipo y a nuestro capitán Leo Messi.

 Los Bangladesíes no paran de comprar camisetas de la Selección.  Munir uz zaman / AFP) Los Bangladesíes no paran de comprar camisetas de la Selección. Munir uz zaman / AFP)

El fútbol no entiende de idiomas, étnica ni política, pero ¿cómo puede ser que un país de Asia del Sur, rodeado prácticamente por la India y que limita también con Birmania, o sea un país tan ajeno, sienta tanto fanatismo por nuestro seleccionado? ¿Cuándo nació esta locura argenta?

Muhammad Sobug, autor de uno de los videos virales grabados en la Universidad de Daca, es futbolero e hincha de la Selección. “Esto no es una novedad -le cuenta a Olé-. Empezamos a seguir al equipo en 1986, cuando Diego Armando Maradona ganó la Copa del Mundo en México. Este amor hacia las figuras argentinas se fue traspasando de generación en generación y la aparición de Messi lo aumentó muchísimo más. Alrededor de 4.000.000 de personas salieron a festejar la victoria ante México”.

Con camisetas albicelestes y extensos trapos, tomaron las calles de Daca.  REUTERS/Mohammad Ponir HossainCon camisetas albicelestes y extensos trapos, tomaron las calles de Daca. REUTERS/Mohammad Ponir Hossain

Bangladesh, que en bengalí significa “país de Bengala”, estuvo bajo el Raj Británico (1858-1947), un régimen de gobierno colonial de la Corona Británica sobre el subcontinente indio. A pesar de que logró liberarse del mismo, quedaron rezagos de esta posesión a lo largo de todo el siglo XX. Por eso, nuestro conflicto bélico de Malvinas con los ingleses pesó ampliamente en sus habitantes. Puede resultar extraño, pero, según cuentan, ellos sintieron el mismo desahogo que sentimos en 1986, cuando, de la mano de Diego, la Selección derrotó a Inglaterra en los cuartos de final de México.

En 1971, Bangladesh logra ser una nación autónoma luego de una serie de guerras independentistas ante Pakistán. A pesar de su pequeño tamaño 148.460km² (semejante a la provincia de Salta), este país es el octavo más poblado del mundo: 166 millones de habitantes. A esta densidad poblacional en tan poco territorio, se le suma la contaminación industrial en agua, aire y sonido. Esto, lo transforma en el país más contaminado del mundo… En tiempos de malaria, el fútbol siempre aparece para brindarles alegría a los pueblos: “Otra de las causas por las cuales nos gusta Argentina es que creemos que va a ser el campeón del mundo. Es nuestro candidato para este Mundial. Ojala Messi y todo el equipo pueda alzar la copa porque viene luchando hace mucho y se lo merecen”.

Pobreza, basura y contaminación: la realidad de Bangladesh. Pobreza, basura y contaminación: la realidad de Bangladesh.

Al igual que como ocurre en nuestro país, en Bangladesh se para el país cada vez que juega la Selección. “Mi rutina y la de todos los fans de Argentina se ve afectada por el partido. Yo soy estudiante, y los días en los que juega Messi dejó mis estudios para poder ver el partido. Esos días como que no interesa otra cosa. Y siempre me pongo mi camiseta de Messi para ver los partidos. En los lugares donde se venden ropa o indumentaria deportiva, siempre hay camisetas de Argentina”.

Así se festejó el gol de Messi en la Universidad de Bangladesh:

El amor de los bangladesíes hacia las figuras argentinas es tan grande que, cuando el Diego murió, el 25 de noviembre de 2020, hubo un minuto de silencio en la liga de cricket, que es su deporte nacional.

“Maradona y Messi son dos leyendas para nosotros. Por eso intentamos no compararlos porque ambos fueron los mejores jugadores del mundo dentro de distintas épocas en las que jugaron. Son dos ídolos”.

Así se gritó el gol de Messi en Bangladesh. EFE/EPA/MONIRUL ALAMAsí se gritó el gol de Messi en Bangladesh. EFE/EPA/MONIRUL ALAM

Muhammad Sobug cuenta que uno de sus grandes sueños es, además de que Messi levante la Copa, visitar nuestro país. “Me encantaría recorrer Buenos Aires, sus calles y estadios. Sentir esa pasión que sienten por el fútbol. Ustedes tienen una cultura hermosa”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *