La guerra en la tapa de Olé

Los que hacemos periodismo deportivo nos entusiasmamos, nos emocionamos, comprometemos las fibras con un gol, con una gran transferencia, con los mundiales, hasta con un partido del Ascenso o la Copa argentina; con una carrera, con un Grand Slam.

A veces nos podemos sentir algo livianos en medio del ajetreo de la vida diaria, de las crisis sociales, económicas, de salud pública, y nosotros tan preocupados por si Battaglia cambia el 4-3-3 a 4-3-1-2, a quién convoca Scaloni, si Campazzo se quedará en la NBA.

El ucraniano Malinovskyi, del Atalanta, hizo un gol y pide por la paz desde su remera (EFE / EPA / Georgia Panagopoulou).

El ucraniano Malinovskyi, del Atalanta, hizo un gol y pide por la paz desde su remera (EFE / EPA / Georgia Panagopoulou).

Mirá también

Cuando pasa algo como lo que este jueves sacudió al mundo, sentimos lo mismo que ustedes. Las imágenes por todos lados ya no son las de CR7 o Messi, sino las de Biden y Putin.

La noticia que se espera ya no es si se jugará la Supercopa, sino qué se está haciendo para frenar esta locura; los temores ya no son que Brasil nos saque el invicto en un partido que no debía haber seguido, sino hasta dónde escalará la guerra. Entonces, en todas las plataformas digitales de Olé y en la edición impresa aparecen temas inusuales para nuestro contacto habitual con las audiencias.

Jugadores del Napoli y el Barcelona reclaman el fin de la guerra (EFE /EPA /SSC NAPOLI PRESS OFFICE).

Jugadores del Napoli y el Barcelona reclaman el fin de la guerra (EFE /EPA /SSC NAPOLI PRESS OFFICE).

Seguiremos contando lo que pasa en canchas y pistas, la previa de los clásicos del domingo, las copas europeas, el cambio en la cima del tenis, las pruebas de F-1. Pero, acompañando la emoción que domina a la gente común, hoy nos avasalla esta realidad mundial, que nos pega en medio de la pandemia, y la tratamos de reflejar.

Mirá también

Desde las consecuencias directas que la invasión de tropas rusas en Ucrania tienen sobre deportes y deportistas, pero también desde la angustia que nos generan las calamidades de la guerra.

En contadísimas ocasiones de estos 25 años, la tapa de Olé fue un acontecimiento extraordinario, sensible, transversal a todos. Por caso, el atentado a las Torres Gemelas, el incendio de Cromañón, la muerte de Néstor Kirchner. Tristemente, este ha sido uno de esos días.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *