La fiesta en el vestuario y lo que cantaron los jugadores de Racing

Saltaban, gritaban, se abrazaban. Se miraban a los ojos los jugadores de Racing y se sentían los más poderosos del mundo en ese preciso momento, delante de los miles de hinchas de Independiente que empezaban a irse de la cancha con la bronca y desazón atragantadas. Eran ellos los ganadores, los que silenciaron al estadio y estallaron de euforia cuando Patricio Loustau marcó el epílogo del clásico de Avellaneda. Pero los festejos, claro, no se terminaron ahí. Siguieron en el vestuario. Y con todo. Con la misma intensidad con que afrontaron el Derby de la ciudad.

El vestuario visitante de la cancha del Rojo fue el escenario de una fiesta en la que los futbolistas cantaron, sacudieron camisetas, se divirtieron, gozaron, quisieron que esos instantes fueran eternos. Y llegó a canción picante, registrada en el video que José Ramírez, entrenador de arqueros, subió a su cuenta de Instagram. “Ea, ea, ea, ea, ea, un minuto de silencio… para el Rojo que está muerto”, dispararon los ganadores de un clásico. Fue, también una forma de continuar con el desahogo porque vivieron momentos de zozobra en ese segundo tiempo donde el local los asfixió y les generó bastante peligro.

Entre las celebraciones, se tomaron un par de minutos y posaron para una foto que guardarán. De fondo, un trapo con el lema que ellos mismos crearon antes del inicio de la Copa de la Liga: “Todos Juntos”. Una frase que vienen representando con hechos, con compromiso, con respaldo fuerte a la idea futbolística que Fernando Gago les inculcó y la cual viene dejando los frutos. Hoy Racing es el único invicto de la competencia, sacó 13 puntos de los últimos 15 en juego y ostenta cuatro triunfos en los últimos cinco clásicos de Avellaneda.

Hubo un llanto, además. Peor de alegría. En el regreso de los jugadores al vestuario, el sitio oficial captó el momento en el que Enzo Copetti caminaba a paso raudo mientras lagrimeaba a modo de descarga. El delantero hizo el gol de la victoria, sobre el final, y esa caga emotiva lo desbordó luego de una etapa en al que soportó las críticas de los hinchas por algunos malos partidos y por sus gestos desafortunados en algunas celebraciones de goles de cara a la gente.

“Me emocioné porque tenía una acumulación de sentimientos”, explicó Copetti en diálogo con ESPN. El domingo amaneció con todos los jugadores de Racing e hinchas en una suerte de levitación por el placer que dejan este tipo de triunfos. Y esto, potenciado por la aparición del video en el que Guillermo Francella, un fana de aquellos, volvió con el famoso y picante “hermosa mañana, ¿verdad?”, esta vez al aire libre, apareciendo por detrás de un árbol.

Poco después, Gabriel Hauche publicó una historia de Instagram en la que le mandó un mensaje a Rodrigo De Paul, figura del Atlético Madrid y de la Selección. “¿@rodridepaul, vale doble para el @grandtoficial?”, escribió el Demonio. Fue en alusión a que el ex Racing, en las últimas horas, expresara su deseo de que “Gaby haga un gol porque lo tengo en el Gran DT”. Y Gago, que no suele publicar sus sentimientos por redes, subió una foto a la red social junto a su novia y dos corazones, uno celeste y otro blanco. Fue su primera referencia en Instagram a Racing desde que lo dirige.

Los hinchas de Racing vivieron una noche llena de placer y un domingo que seguirá con esa misma tónica. Bien merecido lo tienen.  

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *